micasa

lunes, 29 de junio de 2015

Se avecinan cambios · Big changes over here


Adriana, este mico de 9 años que ya me roba pamelas, sandalias y gafas de sol cuando las circunstancias obligan (casi 40 grados en Madrid este finde eran razón más que suficiente) tenía dos años y medio cuando empecé con el blog. Aquel trasto con rizos que hablaba como una cotorra con lengua de trapo es ahora toda una señorita y una futura -bueno, no tan futura- colaboradora en Vintage & Chic... ;). Cuando la miro me doy cuenta del cambio radical que mi vida ha sufrido disfrutado estos últimos años, tanto personal como profesionalmente. Y sobre todo, pienso en lo bien que me sientan a mí los cambios. Lo que me gusta a mí un "¿Y si...?" 

Este miércoles, el nuevo Vintage & Chic vendrá a instalarse en este mismo lugar*. Es el primero de muchos cambios por aquí. Espero que te gusten tanto como a mí.

Ah, por cierto. Mañana piro mi cita contigo. Estaré a toda máquina entre bambalinas. 

*No ha sido premeditado, pero el día 1 de julio será mi 15º aniversario de boda ¿coincidencia?¿karma? :)

Next Wednesday I'll be posting from a complete different blog. I will still be Vintage & Chic but it will be different, and changes will keep on going. The girl in the photo is my 9 year old daughter Adriana in a photo that I took yesterday in Madrid, who was only a toddler when I started posting here. I can't believe how grown-up she looks now. Everything changes so quick, specially our kids, right? Well, now is the time for this blog.


viernes, 26 de junio de 2015

Descubriendo la magia de la porcelana de Villeroy & Boch · Discovering the magic of Villeroy & Boch fine china


Empezaré diciéndote que amo la porcelana. Tanto, que tengo hasta una categoría específica en el blog desde sus inicios. Así que ya te imaginas la emoción que sentí cuando me invitaron a vivir esta experiencia...

Es tanto y tan bueno lo que descubrí y aprendí de la mano de la firma Villeroy & Boch la semana pasada en su sede central en Mettlach, Alemania, que he decidido contártelo en dos veces, quizá tres, para no atragantarte a información y bueno, para que me cunda la visita y enseñarte las mil fotos que saqué en el viaje. Empezaré diciéndote que en esta aventura iba muy bien acompañada por Fran, María, Nacho, KatiMiren y Anna y que me da la sensación de que nos quedamos con ganas de más; con ganas -muchas- de repetir pronto :)


Sinceramente, me llevé una sorpresa mayúscula al ver lo que significa Villeroy & Boch, todo lo que hay detrás de este logo blanco y azul. Me encontré con una empresa que sigue en manos de la familia que la fundó allá por 1748 (si no entendí mal, la única empresa familiar de esta envergadura e historia en el mundo) y que hoy en día tiene varios centros de producción -todos propios-, una impresionante red de tiendas distribuidas por todo el mundo con miles de empleados y millones de clientes, proyectos en establecimientos punteros de los cinco continentes; multinacional, sí, pero cercana; muy moderna, pero tradicional a la vez. Con una clarísima apuesta por la innovación y el I+D+i y mirando al pasado con cariño, que mantiene su sede central (y mundial) en una pequeña población rodeada de verde y bañada por el río Saar: Mettlach



Resulta casi chocante y muy ilustrador, que en la increíble abadía benedictina del s. XVIII de Mettlach, propiedad de la firma -todo un imán para turistas y verdadero centro neurálgico de esta zona-, convivan un museo repleto de joyas de porcelana llenas de historia y las colecciones de baño y wellness más novedosas del mercado. No hay duda, 267 años avalan su buen hacer y dotan a la firma de una personalidad única


Hoy no vengo a hablarte de sus increíbles vajillas (enamorada perdida vengo de la colección Classica Contura, justo esta de aquí encima) ni de la calidad y el magnífico diseño de sus colecciones de baño y wellness. Eso te lo cuento en otro post. Mi intención hoy es conseguir que te pongas conmigo las botas de seguridad que nos calzamos para visitar su fábrica de sanitarios en Merzig o que abras bien los ojos conmigo cuando veas cómo pintan aún a mano los bordes de platino de su menaje de cocina en la factoría de Mettlach; que sientas el calor de esos hornos que cuecen la porcelana hasta los casi 1.300 grados y la convierten en algo tan especial; que esquives los robots cargados de delicadas piezas de porcelana recién prensada camino del horno; que evites las salpicaduras del agua a presión que limpia el molde donde acaba de nacer un lavabo de doble seno que decorará algún fantástico hotel en algún lugar del mundo, que te quedes sin palabras cuando entres en esa gran nave inundada de un polvo blanco y una luz mágica donde se guardan las materias primas (caolín, feldespato, cuarzo...) con las que se elabora la porcelana de los sanitarios y entiendas la magnitud de esta empresa; como si estuvieras de visita con nosotros. Que les des el "Morgen" a esos trabajadores (muchos de ellos terceras y cuartas generaciones familiares en esas fábricas) y que respires ese buen hacer y concentración tan alemanes, que se sienten nada más poner un pie en ellas, incluso estando tan cerquita de Francia y Luxemburgo :).

Venga, ya somos 7 en el paseo. Como verás, no paramos de sacar fotos todo el día, aunque por razones de privacidad, las que te muestro al final del interior de las factorías no son mías...




Empezamos por la fábrica de menaje

La primera sorpresa viene al descubrir que todas las piezas nacen prensadas en un molde; en un pispás tenemos una taza, un plato, una fuente de una fragilidad y delicadeza asombrosas. Un brazo robótico las extrae de la prensa, las acerca a la lijadora para eliminar sobrantes y dejarlas listas para el horno. Las piezas se apilan con cuidado unas sobre otras, en su justa medida para que no se deformen por el peso y entran en el horno para la primera cocción. Luego viene el turno de la decoración, caso necesario, pero lo mágico, para mí, fue ver este primer paso. De polvo blanquecino a plato perfecto en tan solo unos segundos. El proceso es largo, la cocción dura horas; según el diseño o el tamaño y complejidad de cada pieza llevará más o menos tiempo realizarlos, pero lo que no varía es el exhaustivo control de calidad. Tuve la ocasión de tener piezas descartadas en mis manos en las que no fui capaz de ver la minúscula tara hasta que me la mostraron con el dedo (y no, no soy miope ;)).










Este es el almacén para su división de menaje de Mettlach: una nave de premiado diseño que casi se funde en el paisaje, con sus 100 metros de largo, 25 de alto y 50 de ancho. Dudo que haya un punto de concentración de porcelana más alta en el mundo :). 


Y aquí estamos todos a la salida de nuestra primera visita. De pie, Anna (de Villeroy&Boch España), yo, María, Kati, Fran y delante Nacho y Miren. Nos quedaba aún mucho por recorrer...

Te confieso que la fábrica que de verdad me fascinó fue la de sanitarios que está a pocos kilómetros, en Merzig. Quizá porque al tratarse de piezas de mayor tamaño, todo adquiere otra dimensión aumentada: la cantidad de materias primas, el tamaño y ritmo de los brazos robotizados (y humanos :)), los hornos... Ver cómo los operarios -casi todos hombres- son capaces de trabajar con una precisión asombrosa esa porcelana tan frágil nada más salir de la prensadora, suavizar bordes, hacer agujeros, colocar de forma manual los transfers con el logo justo en el lugar adecuado... Sorprenderte con el antes y después de un lavabo, con su merma de más de un 30%, la complejidad del proceso y todas las pruebas que han sido necesarias para conseguir esa perfección. Todo adquiere un nuevo significado, un valor especial. No hay lugar para los fallos. A la mínima, una pieza es descartada y reciclada. Porque solo las piezas impecables siguen el camino. El control de calidad es continuo; fase a fase en el proceso de producción. Y los operarios reciben una recompensa por cada pieza impecable que fabrican; el mimo y la concentración son palpables.






El paseo toca a su fin. Te diré que deambular por un almacén con cientos de lavabos e inodoros alineados es como entrar en un paisaje surrealista. Te parecerá una broma, pero ahora, cada vez que voy a algún baño fuera de casa, miro a ver si están hechos en esta fábrica. Les he visto hacerlos. Sé de dónde salen y el esfuerzo y el cariño de cada operario pone en su trabajo

La próxima semana te hablaré de su museo y su exposición de sanitarios, de su famoso Outlet (por lo que he podido ver en internet) y de nuestras pequeñas compras -cosas que tener que volver en avión-.

No quería despedirme hoy sin darles las gracias a los responsables de la firma, tanto en Alemania como en España, por su calurosa acogida, su profesionalidad y por hacer que esos 3 días intensos se pasaran volando; a mis compañeros de aventura gracias por las risas, las charlas y las confidencias blogueriles. No tenemos remedio. 

Fotos · Photos: Villeroy&Boch, Vintage&Chic

jueves, 25 de junio de 2015

Jugando al camuflage. Las fotos de Natalia Wiernik · Playing camouflage. Natalia Wiernik photography


A veces, el trabajo de un fotógrafo, en este caso el de la polaca Natalia Wiernik, dispara tu creatividad y te deja pensando un rato sobre texturas, estampados, colores y combinaciones varias. Justo esto fue lo que me pasó con ella. Te invito a que descubras por tí mism@ su trabajo en su web. · Polish photographer Natalia Wiernik is the author of all these images which play with color, textures, camouflage and prints. As I always do, let me recommend you to discover her work in her website.



miércoles, 24 de junio de 2015

Una casa de vacaciones en Hawaii · A holiday home in Hawaii


Cuando al final de año me de por hacer un recopilatorio de baños ideales de la muerte publicados en el blog, sé que este estará en el top ten de 2015. Estos lavabos de aire antiguo me traen loquita, pero además, cuando se ven de esta calidad, con su mármol blanco veteado y la estructura de latón, el efecto es el doble de bonito. Y qué decirte de ese alicatado de pequeñas teselas verdes que cubren paredes y techo y que tan bien combinan con la madera natural. Ah, pero espera, que en esta casa de vacaciones hawaiana al parecer hay otro incluso más bonito en tonos tostado y oro. Sigue leyendo... ;). El interiorismo está firmado por Michelle R. Smith y es la casa de vacaciones de una pareja de chefs neoyorquinos, quienes, cuando no están en ella, la alquilan a viajeros de todo el mundo... ¿Interesad@? · At the end of the year, when I'll be looking for the most beautiful bathrooms published in the blog, I'm pretty sure I'll come back to this post and rescue this amazing green bathroom with walls and ceiling covered with round shaped little tiles. I will surely remember these antique looking wash basins made with marble and brass, absolutely stunning pieces which make a statement any place you put them. But wait, because there is another very similar bathroom in the hawaiian home decorated by Michelle R. Smith. By the way, this home is owned by a couple of chefs form New York who rent the house when they are not there on holidays. Interested?














Para ver todas las fotos no dejes de hacer clic en los enlaces que encontrarás aquí debajo · For more photos and details, don't miss the links below.

Fotos · Photos: 1. - 7. Olivier Koning. Diseño · Design: Michelle R. SmithMy Domaine. Via CocoKelley

martes, 23 de junio de 2015

El poder de lo auténtico con Original Remedies (o una de cuidados naturales para el cabello)*


Hoy me han invitado a hablarte de autenticidad y después de darle muchas vueltas al tema he dejado que mi mente volara libre. Pienso en "auténtico" y se mezclan en mi cabeza cosas de lo más variado, desde un tomate de huerta de verdad, a un paseo descalza por la arena; de la madera antigua con todas sus marcas y huellas a los drapeados mágicos de Mme. Grès; la voz rasgada de Serge Gainsbourg, una peli a 8 manos con palomitas, porcelana pintada a mano, cualquier diseño de los Eames o un ramo de flores silvestres. Todas para mí son cosas o sensaciones auténticas. Al final me he dado cuenta que todas guardan dos cosas en común: pureza y sencillez. Como si lo auténtico al final fuera una reivindicación de "lo de siempre", "lo conocido", "lo que de verdad importa".

Y la razón de hablarte hoy del poder y del valor de lo auténtico es porque esta es precisamente la idea que ha impulsado a Garnier a crear su nueva línea de productos naturales para el cuidado del cabello Original Remedies: remedios eficaces para un pelo naturalmente bonito.

No parece mala idea ¿verdad? Pues te invito a que sigas leyendo. Merece la pena.


Desde esta apuesta por la vuelta a lo natural, a lo auténtico, Original Remedies de Garnier ofrece una amplia gama de productos destinados a mejorar nuestra salud capilar creados a base de extractos naturales y, muy importante,  SIN PARABENOS: 
  • Tesoros de Miel para el cabello dañado y quebradizo 
  • Oliva Mítica para el cabello reseco
  • Argán y Arándanos para el cabello teñido y con mechas
  • Aguacate y Karité para el cabello difícil de controlar
  • Aceite Maravilloso para el cabello seco y apagado 
  • Arcilla y Limón para un pelo de normal a graso
  • 5 Plantas para el cabello normal
En sus envases encontrarás detallados los distintos aceites (oliva, argán,...), extractos naturales y mantecas utilizados en la elaboración de cada uno de los champús, acondicionadores, mascarillas y aceites de Original Remedies. Pero por supuesto, toda esta información está también disponible en su web, El Poder de lo Auténtico. Para que no te pierdas detalle de sus ventajas.

Porque Original Remedies nace con la vocación de ser eficaz, respetuosa con el entorno y con tu salud, agradable al uso y auténtica en sus ingredientes con el objetivo de conseguir una belleza natural, sin artificios. Como siempre ha sido y quizá de donde no deberíamos habernos ido nunca. Y ahora que soy medio rubia ;), deseando estoy de probar su gama de Argán y Arándanos, que eso de los antioxidantes me tiene muy intrigada...



Y me despido pidiéndote que me digas, si te apetece, qué es "lo auténtico" para tí. Te soy sincera, yo no conozco nada más auténtico que los achuchones que me pega Adriana al llegar a casa después del cole, el beso de buenas noches de Gael o ese "come, Leti, hija, y no trabajes tanto" de mi madre.

Puedes hacerlo en el "muro de lo auténtico" de la web de Original Remedies o, si lo prefieres, directamente en un comentario en esta entrada. Quiero comprobar si mis sospechas de que lo que realmente nos parece auténtico es lo más sencillo y natural del mundo. ¡Estoy deseando leer tu comentario!

<>

* Esta es una entrada patrocinada. Todas las opiniones son mías.

<>

Y hablando de autenticidad... ¿conocías el "sé tú mismo, los demás ya están pillados"? ;)
Blogging tips
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...