Editado en agosto 2014: 6 años más tarde, con cientos ya de muebles y sillas recuperados en mi taller, puedo deciros que esta fue la primera pieza de mobiliario que actualicé en mi vida, así que me he resistido a la tentación de tocar el texto porque, qué queréis, es parte de quien soy ahora ;)
¡Por fin he acabado mi primer trabajo en el curso de restauración!. Se trata de esta mesita de madera de los años 60 que he pintado de color azul aguamarina y que luego he desgastado para darle un efecto envejecido. Buscaba un aspecto parecido al de esos “antiguos” muebles chinos que se ven tanto ahora por todas partes… Le he dejado los tiradores de latón dorados originales porque me parece que le van fenomenal y he forrado el interior de los cajones con papel de regalo dorado. · I’ve been attending a restoration course for some weeks now and I wanted to share with you my first D.I.Y. This is one of a pair vintage wood bedside tables from the 60s that I have painted blue and given a old aspect. I was looking for an antique chinese furniture style… the decor stores here are full with! I kept the old brass handles as I think they fit perfectly within the new style and lined the drawers with some golden wrapping paper. (Sorry for explaining the how-it-was-made process only in Spanish, but it’s so long to translate…)

El proceso fue el siguiente:

 

1.- Limpiar bien el mueble con disolvente y un trapo por su cara exterior (guantes y buena ventilación, por favor) para quitarle el polvo y restos de suciedad. Si tiene polilla, habrá que tratarla antes, claro…
2.- Desmontar el barra o embellecedor superior trasero. Quitar cajones y limpiar tiradores con decapante y lana de acero 000 (otro método menos agresivo es ponerlos a remojo en agua con vinagre -incluso un poco a hervir- y luego limpiarlos con un estropajo).
3.- Encintar con cinta de carrocero para evitar pintar donde no queramos (interior del mueble, cajones…).
4.- Echar una capa de Imprimación Multiusos de color negro con brocha o rodillo de lacar (tipo espuma), eso sí, bien extendido para que no queden arrollones.
5.- Tras dejarlo secar un día (mirad las indicaciones del fabricante del bote), le echaremos la primera capa de pintura con brocha o rodillo. Elegí una pintura al agua azul aguamarina de la marca Folkart (ref. 405 Teal) que viene a costar unos 2,75€ y que encontraréis en cualquier tienda de manualidades o pintura. Yo necesité dos en total.

6.- Tras secar la primera capa, pintamos la segunda y dejamos secar completamente.

Edito (23 agosto 2011). En este paso podéis hacer dos cosas: lijar los bordes y las zonas que queráis desgastar y luego echar la cera con un trapo (se ensucia menos) o hacer lo que os cuento a continuación. El resultado es casi el mismo. La ventaja de la cera es que el resultado es más liso por toda la superficie; el inconveniente es que se ensucia más.
7.- Cogéis un poco de lana de acero 0 ó 00 (vais probando cuál va mejor de menos 00 a más 0) y la empapáis en un bote de cera color natural (hay mil marcas, pero que sea la natural que tiene un color anaranjado), para que no la oscurezca. Aquí mucho ánimo!!. Vais frotando con energía hasta que vaya apareciendo el color negro de debajo o incluso la madera original. Haced hincapié en las esquinas y los lugares donde normalmente se harían más roces: la cubierta, parte inferior de las patas, los bordes de los cajones…

8.- Cuando hayáis conseguido el envejecido que buscáis, es decir, ya esté listo, sacaremos brillo con unas medias de nylon que ya no sirvan (sí, sí, del tipo panties de toda la vida). También valdría con un trapo limpio, pero con las medias queda genial.
9.- Remataremos forrando los cajones. Buscamos un papel que nos guste (a mí me parece que un sobrante de papel pintado es la mejor opción). Aquí no hay mucha ciencia: medimos el alto y ancho de cada lateral interior del cajón y de la base. Recortamos añadiendo 2 cms a cada lado en dos de los laterales (en los otros 2 sólo el ancho exacto) y 2 cms en la base en todos los laterales. La base la recortamos del tamaño exacto. Adaptamos cada recorte al lugar donde irá colocado, haciendo los dobleces de esos 2 cms. Ponemos cola blanca de carpintero bien extendida con una brocha en el papel (sólo en el papel!) y lo pegamos con mucho cuidado, empezando por los laterales con sobrantes, luego los otros y finalmente la base de cada cajón.

Y voilá.
Nota del 6 de enero de 2009: por aclamación popular, aquí va la foto del antes [] As requested, here you have the before photo.
P.D.: Estas mesitas viven ahora en México D.F… [] P.S.: I almost forgot… these sidetables live now in México city.