(mi alfombra favorita de todos los tiempos firmada Lulu Guinness…. [] my favourite ever rug…)

Pues sí. Todo un poker de elegancia, frescura y maestría en el uso de los textiles para dejar bien claro quién manda en el juego. Aunque claro, si las cartas llevan en el reverso la firma The Rug Company, es como hacer trampa. Ahí no hay jugada mala posible…. Y si quedáis con ganas de ver más fotos de esta casa, no os perdáis esta otra entrada. [] I’m so impressed to see how a few pillows, rugs and wallhangings can transform a room. Well, we must take into account that we are talking about The Rug Company, and that’s something really special, but anyway…. Want to see more of this house? Don’t miss this link!