Pues eso. GUAU. Ya no es que el tiempo pase volando, que sí, que se pasa volando. Es que con Vintage & Chic tengo dos sensaciones encontradas. Por un lado, me parece que fue ayer cuando escribí el post inaugural -ay qué dolor de fotos, ay qué dolor de textos, ay qué dolor de plantilla, ay pero qué ganas de contar cosas y ay, ay, ay, qué bonita es esa lámpara ;)…- y a la vez, me resulta casi imposible recordarme en “mi vida pre-blogger”. No voy a contaros hoy mis andanzas vitales, tan anodinas o sorprendentes como las de cualquier hij@ de vecino – ja, ja, a excepción del susto que os dí a un@s cuant@s cuando se me ocurrió enseñaros fotos de mi boda de hace 2.000 años ¿o fue en el año 2.000?-… -, pero si me hubieran dicho a principios de 2008 que sólo 3 meses más tarde yo estaría escribiendo un blog -¿¿mandeee???-, me hubiera dado la risa. Pero ya veis, así son las cosas. Es como si Vintage & Chic y yo hubiéramos estado destinados desde siempre a cruzar nuestros caminos algún día y es que me lo paso en grande compartiendo cosas con vosotr@s y encima, en el camino, hasta me he vuelto tendera. Virtual, pero tendera. Quién me lo iba a decir a mí…

En realidad es como si un día tal como hoy pero hace 4 años, y por tercera vez en un lustro, me hubiera puesto de parto. Esta vez fue blog, pero eso sí, en casita, sin dolores y posiblemente tomándome un vino o una cerveza en el momento de tan magna circunstancia ;). Ahora tengo que organizar los cumples de tres churumbeles: el del niño, el de la niña y el del vintage… un 28 de abril. Pues me temo que no tengo nada preparado, ni tarta, ni piñata, ni unos míseros canapés. Pero si seguís el blog seguro que ya sabréis que a una para la perfección le quedan por lo menos media docena de reencarnaciones. Por cierto, esta soy yo con mi hija pequeña Adriana…

4 years since I first published the opening post. On one hand it seems like it was only yesterday, on the other, I can hardly think of myself doing anything else but writing here and doing what I’m doing right now. It’s amazing how time flies when you’re doing what you love. And also when you see photos with your kids only 4 years ago…. (this is me with my youngest daughter Adriana)

Y de forma excepcional, ya que la ocasión lo merece, un vídeo casero de ínfima calidad, sacado con la misma cámara -o sea, malo, malo- pero que me ha hecho muchísima gracia volver a ver. Si es que mis hijos ya no parecen ellos!! (sí, la mamá gritona con voz de pito que habla a toda leche soy yo. Nobody’s perfect!) [] And as the occasion is so special, I’d like to share with you a video filmed this same day. Sorry about the poor quality but it was made with the same camera as the photos… And yes, the woman shouting behind is me acting as mother… =S

Fotos: Sacadas un domingo de abril de 2008 en la playa de Toranda en Llanes. Quizá fuera el mismo 27 de abril, día previo al desembarco. En cuyo caso está claro que el aire del mar le sentó bien a mis neuronas ;). Y dios mío, qué rápido pasa el tiempo!!! [] Photos: taken a sunday of April 2008, maybe they were taken on the 27th, the day before I started posting. In that case it’s proved that the fresh sea breeze was perfect to inspire me doing new things…

facebook · twitter · pinterest . bloglovin · tiendashop · lovenotes