Así, savoir faire (literalmente, saber hacer) es como la propia casa Chanel ha titulado este video en el que manos expertas crean, con una maestría que me ha dejado embobada, cada flor, cada detalle de estos fastuosos vestidos y conjuntos. Ni te cuento las ganas que me están entrando de aprender a bordar de verdad… · Savoir faire. That’s the title of this video and also everything you see in it. Chanel Haute Couture Spring-Summer 2015. Enjoy…

El vídeo de las pruebas en modelo me ha parecido también sublime (un vestido ideal en una chica que sonríe es mil veces más bonito. Qué tiene que ver ;)). Pero lo mejor te lo dejo aquí debajo. Una sobredosis de 19 minutos de BELLEZA. El carrusel final es, es, es….

Seguro que, como a mí, el conjunto de top y falda rosa sembrado de paillettes con dos cenefas de flores negras que salía casi al final, en el minuto 15:35 no te era del todo desconocido ¿verdad?. Aquí está el motivo. Una impresionante Julianne Moore en su vestido joya.

 

julianne moore chanel haute couture oscars 2015
Al parecer 80.000 lentejuelas de resina pintadas de blanco de forma manual y cosidas -haute couture obliga- una a una sobre la gasa o tul; flores esculpidas con marfil, organza de color crudo y negro y lentejuelas. 27 personas trabajando durante 987 horas en total. Y digo yo que este tipo de prendas deberían ir acompañadas de un contrato que obligara a sus dueñas a compartirlas con el resto de los mortales desde algún escaparate o museo al menos una vez en la vida… o unos días cada año. Da pena que tanto trabajo y tanta belleza queden atrapados en unas solas manos o muertos de risa en un armario. ¿Verdad?
julianne moore chanel haute couture oscars 2015