3-cómo-decapar-un-mueble-madera-retirar-barnices-pinturas-paso-a-paso

Hoy vengo a contarte cómo retirar barnices y pinturas de un mueble. En el taller me ha tocado hacerlo de forma sistemática durante años y hoy me apetecía mostrarte cómo he cambiado la pareja de sillas Cesca que presiden la mesa del comedor de casa para darles un aire más natural. Antes de empezar, y como siempre, quisiera recordarte que todo lo que te cuento es mi opinión basada en mi experiencia. Como todo en la vida hay mil caminos para llegar al mismo resultado :). Y si te preguntas qué ventajas tiene esto de quitar pinturas y barnices, te lo cuento más abajo…

Básicamente, hay tres procedimientos distintos:

1. De forma mecánica. Es decir, con lija, ya sea a mano o con la bendita lijadora eléctrica (un invento ex.tra.or.di.na.rio)

2. Con productos quimícos. Decapantes para barnices y pinturas. Para la goma laca, alcohol de 96º; para acabados con cera, productos desencerantes específicos o esencia de trementina

3. Con calor. Pistola de calor.

Cualquiera de los tres métodos te llevarán al mismo lugar, y en realidad usar uno u otro depende de cómo sea la superficie (grande o pequeña, lisa o llena de recovecos), del tipo de pintura o barniz y la cantidad que lleve y de lo que quieras hacer después con la madera: dejarla al natural (teñida o no) o pintarla. Al final del post te cuento las ventajas e inconvenientes de cada uno.  Yo aquí elegí el número 2.

Aquí tienes, de un vistazo, los ingredientes. Yo he usado el 1, 2, 3, 4, 6, 7 y 8, es decir, no usé pistola de calor ni rascador en estas sillas.

elementos-necesarios-para-decapar-un-mueble

Aquí debajo te dejo algunos enlaces para comprar estos o artículos similares online:

/// 1. Decapante /// 2. Brocha /// 3. Guantes /// 4. Lana de acero 000 ó Lana de acero 0000 /// 5. Pistola de calor /// 6. Lijadora con set de lijas /// 7. Algodón para muñequilla /// 8. Tinte o tinte y cera (yo lo usé de color castaño) /// 8. Cera incolora (si antes elegiste tinte solo) 9. Rascador ///

Lo primero, ¿por qué retirar barnices o pinturas?

Si eres una fan irredenta de las pinturas a la tiza, habrás oído mil veces aquello de que no hace falta lijar ni retirar nada, y es cierto, se adhieren muy bien, pero a veces nos encontramos con muebles que tienen múltiples capas de pinturas medio desconchadas, barnices horrendos con gotas que chorrean o tantas capas que ya es imposible añadir una más y que los relieves o dibujos queden bonitos o los cajones y puertas cierren como deben. En este caso, yo te aconsejo que retires barnices y pinturas para poder dar un buen acabado. Es más (mucho más) trabajo, sí, pero el resultado no tiene color.

Otro de los motivos por los que quizá quieres retirar esos barnices y pinturas es para dejar el color de la madera natural y darle su aspecto original al mueble. Ese es el caso de hoy. Yo ya estaba cansada del negro de estas dos sillas (llegaron a mí hace años pintadas de gris y yo les dí varias capas de negro encima) y me apetecía darles un toque más natural, a juego con el resto de sillas del comedor, un set de 4 sillas de los 70 del comedor de casa de mis padres cuando yo era pequeña. No sé qué opinión tienes del cambio -deseando estoy leerla – pero yo estoy feliz.

El antes de la silla · The “before” of the chair

silla-cesca-pintada-de-negro

Arrancamos con el paso a paso, (una vez desmontadas las partes en las que vamos a trabajar, claro) :

cómo-decapar-un-mueble-madera-retirar-barnices-pintura

1. Echamos el decapante con una brocha. Importantísimo: guantes resistentes. Te recomiendo que vayas extendiendo el decapante por zonas, es decir, si vas a decapar una mesita de noche, vete haciendo primero el sobre, luego un lateral, luego los cajones… No dejes todo el producto por todo el mueble. Si hay varias capas de pintura o barniz, no hay problema, pero si ya queda poco que retirar, el decapante puede dejar marcas y arroyones. Mejor ir poco a poco. En este asiento hice la parte superior y laterales en dos veces y la parte inferior en otra vez.

Mi consejo: utiliza un tarro de cristal pequeño con tapa por el que entre bien la brocha para no tener que andar con el bote grande. A medida que vas trabajando dejas la brocha dentro del tarro y así no andará rodando por ahí. Además, al acabar, si te queda algo, tapas el bote y tienes ese sobrante para la próxima vez. Y si lo acabas, puedes usar ese bote para dejar en él la brocha. 

2. Verás que empiezan a salirle burbujas a la pintura o barniz. Eso quiere decir que el decapante está haciendo su efecto y ya está listo para empezar a trabajar. Ante la duda, mira los tiempos que indica el fabricante.

3. Rascamos para ir retirando pinturas. Este es un proceso muy delicado. Te recomiendo que tengas a mano al menos 2 tamaños distintos de espátula (y/o rascador), una más ancha y otra más estrecha para trabajar más a gusto. Es importantísimo que vayas con cuidado de no rayar la madera con los bordes de la espátula; que no dejes marcas*. Para ello es importante trabajar con firmeza y suavidad y si la superficie es redonda, ir poco a poco con una espátula más estrecha. (*Vale, has dejado marcas con la espátula. Tranqui, nos ha pasado a todos. Cuando acabes los 6 primeros pasos, toca disimularlas mediante lijado. Te recomiendo una lija de 120 gr. y poco a poco ir alisando el rayonazo hasta que quede casi invisible.)

Mi consejo: Si ves que la capa de barniz es muy fina, puedes sustituir la espátula por lana de acero de 00. Así evitarás los posibles rayones a la madera. A medida que vayamos retirando la pintura mezclada con el decapante, limpia esos restos de la espátula con papel. Yo uso rollos grandes tipo papel de cocina que sirven para todo!. Así tendrás una superficie de trabajo lo más limpia posible.

2-cómo-decapar-un-mueble-madera-retirar-barnices-pinturas-paso-a-paso

4. Seguimos decapando. En algunos muebles, con una pasada es suficiente. Otros, como en el caso de esta silla que tenía por lo menos 3 ó 4 cuatro capas de esmalte, me llevó unas 3 pasadas de decapante para dejar la madera casi limpia.

5. En este caso había zonas que resultaba difícil de limpiar sin estropear la madera con la espátula, así que las dejé para el final (sigue leyendo…).

6. Retiramos todos los restos de pintura o barniz que no hayamos quitado con la espátula de dos formas: con lana de acero 00 ó 000 si el mueble tiene formas redondeadas (por aquello de actuar de forma homogénea en toda la superficie) o con una lijadora como la de la foto, usando una lija de grano muy fino. La de la foto es de 180. De esta manera te aseguras de que no dejarás marcas en la madera. ¿Cómo saber, en el caso de barnices transparentes, que los hemos retirado por completo? Si hay zonas que “brillan”, frente al mate de la madera, es porque ahí aún hay barnices. Y es importante retirarlos ya que si no lo hacemos, esas zonas reaccionarán de forma distinta y serán como “manchas”. Si por ejemplo, como en este caso, decidimos darle un tinte a la madera y encerarla, esas zonas con barniz quedarán sin teñir. Así de fácil…

cómo-decapar-un-mueble-madera-retirar-barnices-pinturas-paso-a-paso

7. Y ahora ¿qué acabado damos? Puedes hacer un acabado “delavado” como el de esta silla, o pintar con un acabado desgastado por los bordes con pinturas acrílicas (justo debajo te he dejado varios ejemplos de muebles hechos en mi taller), pintar con chalk paint, o dejar el color de la madera natural, protegiéndola con goma laca, o quizá con cera transparente (para evitar las posibles manchas futuras, sobre todo en mesas y mesitas, hay productos que actúan como tapaporos). Yo elegí uno de los múltiples productos que encontrarás en las tiendas: una cera con tinte en color castaño, que tiñe y da acabado (nº8). Es muy importante usar la cantidad justa, no dejar gotear y aplicar el producto con una muñequilla (algodón como el número 7 envuelto en un trapo) trabajando rápido para conseguir un acabado uniforme. Una vez seco, sacamos brillo ¡y listo!. Si tienes dudas en este paso no dejes de ver este vídeo comercial para ver cómo teñir maderas crudas o libres de barnices, ceras y pinturas. (No, esto no es un post patrocinado, pero me ha parecido muy ilustrativo :)).

muebles-de-colores-recuperación
8-cómo-decapar-un-mueble-madera-retirar-barnices-pinturas-paso-a-paso

¿Cómo saber qué método utilizar? 

Quizá esta sea la pregunta más complicada y la más importante para hacerlo bien. Ten en cuenta que esto no es una ciencia exacta: cada mueble tiene un pasado, unos barnices o pinturas en más o menos cantidad. Ante la duda, lo mejor siempre es probar en un zona un poco oculta (trasera, interior de una pata…), si todo va bien, adelante con el resto. Aquí va mi opinión sobre los tres métodos:

Ventajas e inconvenientes de la lija

Ten en cuenta que la lija, sobre todo si usas lijadora eléctrica con lija de grano grueso, retirará los barnices y pinturas con relativa facilidad, pero si actúas sobre la madera dejará surcos que serán muy difíciles de disimular. Yo lo recomiendo solo si no te apetece trabajar mucho y luego vas a pintar encima. Y aún así, con cuidado. Puede venir bien cuando hay varias capas de pintura y quieres ahorrar algo de trabajo. También uso la lijadora, con lijas muy finas (120, 180 en adelante) para dar un acabado pulido final, retirar restos de pintura o barniz que cueste quitar y siempre en superficies lisas. Si el mueble tiene formas redondeadas (patas tubulares de una silla, por ejemplo) mejor usar lija manual. Confieso que yo a veces también uso la lijadora, pero ya tengo una cierta práctica y no toco la forma redondeada de la pata. Otra de las desventajas es la gran cantidad de polvo que levantan las lijadoras “amateurs”, tengan o no depósito para recoger el polvo.

Ventajas e inconvenientes de la pistola de calor

La ventaja es que apenas mancha, no tiene ningún agente químico, por lo que no contamina y además es un proceso relativamente rápido. Mi experiencia es que hay que trabajar con agilidad y precisión, ya que la pintura enseguida se solidifica de nuevo. Además, hay que tener cuidado de no rayar la madera con la espátula, rayador o boquilla de la pistola a la hora de retirarla. Por último, cuidado con la temperatura a la hora de usarla: no queremos quemar ni oscurecer la madera. La temperatura es realmente alta… Lo mejor, si tienes pistola, es probar.

Ventajas e inconvenientes del decapante

Es mi opción favorita para muebles delicados y con historia, ya que, bien usada, no daña la madera, pero hay que tener mucho cuidado con él por varios motivos: si dejas gotas arroyando más de lo debido, la madera se manchará. Además es la más latoso para trabajar ya que los restos de barniz/pintura con el gel decapante hacen una masa pringosa que puede costar controlar. Pero si trabajas con cuidado y sigues unas mínimas pautas, me parece la mejor solución. Así es como suelo retirar casi siempre los barnices y pinturas; siempre si después voy a dejar la madera en su color natural. Y así es como he hecho estas sillas.

Así es como luce una de las dos sillas en el comedor (foto sacada hace unos días y compartida en instagram :))

5-cómo-decapar-un-mueble-madera-retirar-barnices-pinturas-paso-a-paso

Y déjame que te invite a conocer este álbum de nuestra cuenta de Flickr en la que podrás ver un montón de muebles con más o menos antigüedad: mesitas de noche, cómodas, consolas, sillas, butacas, bancos, vitrinas… restauradas por mí en el taller. Hay muchas fotos de detalle y quién sabe, alguna te sirva de inspiración para darle un nuevo aire a ese mueble que tienes por casa…

Espero que este tutorial te haya gustado. Si es así, aquí debajo verás varios botones para compartirlo desde tus redes sociales. Ya sabes “sharing is loving”.