8-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias

“Si me pierdo, búscame aquí”- le dije a Berto este lunes…

9-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias

Mira que tenía ya ganas de poder escribir por fin este segundo “domingo en Asturias” dedicado al Parador de Cangas de Onís. Son años admirándolo desde la distancia, en nuestro camino hacia Picos de Europa, las montañas de Ponga, Cabrales o Cangas de Onís (no veas qué maravilla de espacios naturales bien cerquita) y este finde pasado pudimos por fin escaparnos Berto y yo a conocerlo. Todavía me dura el subidón de cosas buenas…. Y es que este antiguo monasterio de San Pedro de Villanueva, con una historia que se remonta a épocas del rey Favila (sí, el hijo de Pelayo a quien al parecer un oso quitó del medio sin muchos miramientos allá por el año 739) y su cuñado y sucesor el rey Alfonso I, tiene una personalidad enorme y un valor incalculable para amantes de las piedras como es mi caso, pero sin tener en ningún momento la sensación de estar en un museo o en algún lugar anticuado: es cómodo y acogedor, hasta moderno si me apuras, está en lugar perfecto, tiene un personal de 11 sobre 10 y resulta ideal para un plan à deux o en familia. Sólo un día y medio ha bastado para que desconectáramos completamente y decidiéramos que hay que volver con Adriana y Gael.

parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturiaspicos-de-europa-nevados-desde-el-parador-de-cangas-de-onis

Y es que este parador, como tantos otros, es una delicia para los sentidos: para el oído, por el sonido del río Sella que lo bordea; para la vista, por mil y una razones que he intentado resumir en fotos… ¿qué tal unas magníficas vistas de los Picos de Europa? (te diré que la foto está sacada desde nuestro dormitorio, la antigua habitación del abad con vistas de casi 360º sobre los dominios del monasterio); para el olfato, por el olor a leña de la chimenea original de su antigua cocina, hoy parte del restaurante, o por las esencias del masaje Thai; para el gusto, ¡ay, para el gusto es un peligro!!, con tanto y tan bueno, que una cata de quesos junto a la chimenea es una experiencia que hay que vivir si estás en Asturias; y ya por fin para el tacto: terciopelos, madera antigua, sábanas de hilo y algodones suaves, cojines mullidos y piedras desgastadas por el paso de los años, más de 1000 en algunas zonas… Sí. Lo sé, esto es un panegírico en toda regla, pero qué quieres, está escrito con el corazón y encima no exagero nada. A las fotos, insisto, me remito…

5-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 14-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 3-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 2-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias

Una de las cosas que más me han gustado es la implicación del parador con el lugar donde está enclavado; todas las actividades que organizan no solo para los clientes que se alojan en él, como la visita de mano del director del parador por el edificio que ocupaba el antiguo monasterio, la iglesia, el claustro…, sino para los cangueses o asturianos que quieran participar: comidas de inspiración monástica, charlas y ponencias a cargo de historiadores, actividades para niños, conciertos, visitas… Todo con el fin de que este patrimonio tan valioso esté vivo y al alcance de quienes quieran disfrutarlo.

1-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 15-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 10-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 12-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 13-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 18-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 16-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 19-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias 17-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias

cata-quesos-asturianos-parador-de-cangas-de-onis 11-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias

leticia-blanco-cangas-de-onis-parador

Y hasta aquí esta segunda entrega sobre el parador de Cangas de Onís. El próximo domingo, otro porrón de fotos más, que esto de salir a pasear con la cámara tiene un peligro que no veas. Nada mejor para cerrar el post que este “robado posado” con mi sufrida amiga Canon. Y gracias por llegar hasta aquí que han sido 31 fotos…

7-parador-cangas-de-onis-monasterio-san-pedro-de-villanueva-asturias

A partir de ahora ya no miraré el parador desde la distancia. Ahora, cada vez que pase cerca de camino a otro destino, me desviaré esos 200 metros y admiraré sus capiteles románicos en la portada de la iglesia, las escenas subidas de tono de sus canecillos eróticos llenos de personajes y otrascosasquenopuedomencionaraquí (pero que te enseñaré en fotos el próximo domingo ;D), pasearé por sus jardines junto al Sella y tomaré algo en su cafetería, en la terraza de su claustro en verano o pararé a comer en su restaurante. Y siempre que pueda, me haré una escapadita relajante para cuidarme y que me cuiden, que el lugar y su gente lo merecen.

No dejes de visitar su web. Acabo de ver que tienen unas promociones especiales para escapadas románticas en febrero con una pinta increíble. Yo aviso.

Fotos · Photos: Vintage & Chic