Sí, es una auténtica pared de viejos listones de madera…

En este piso en Brooklyn vive una familia con tres niños aún muy pequeños (en el momento de las fotografías, el último estaba a puntito de nacer), así que la pareja formada por la diseñadora gráfica Liz Libré y su marido buscaron aunar confort y utilidad, a la vez que dar un aire nórdico a su hogar, una “cabaña escandinava en el cielo”, literalmente. Al parecer la suegra de Liz era sueca y sus 5 hijos aprendieron el sueco de su mano y de ellos, sus 13 nietos, así que está claro que lo escandinavo tira mucho entre esas paredes, y queda patente en el uso del blanco, en los muebles y en la selección de estampados. Y es una pared precisamente la que más me ha llamado la atención, ese increíble panel hecho con antiguos listones de madera con el que abro el post (sí, no es ningún papel pintado de imitación madera) que recubre la pared del dormitorio de la pareja. Pero hay mucha más madera repartida por todo el apartamento,  ya verás… · This is home in Brooklyn of graphic designer Liz Libré, her husband and their 3 little children. They wanted to give their home an scandinavian cabin vibe and they really did it by using the right choice in furniture and textiles, by the use of white and by this amazing reclaimed wood wall in their bedroom. You will find all details (including an interview) in the links at the end.

Fotos · Fotos: Alpha Smoot. Estilismo · Styling: Lizzy Ott via A Cup of Jo