Ese cuadro guarda una sorpresa detrás. Sigue leyendo…

Todo en este piso milanés de 200 m2 en un edificio de 1930 está pensado a lo grande: los techos, altísimos; las estancias, amplias; el mobiliario, lámparas y elementos decorativos, de la mayor calidad. Hasta el número de personas que lo habitan cuando recalan en Milán (al parecer son grandes viajeros) es grande, ya que los propietarios son una pareja con 4 hijos de corta edad. La premisa que pusieron al equipo de interioristas de Nomade Architettura Interior Design a la hora de diseñarla fue que crearan un hogar acogedor con una mezcla de elegancia inglesa y diseño italiano. A mí me han ganado desde la entrada, con ese sofá circular de terciopelo azul, pero mira qué maravilla de salón comedor… Tienes más detalles en los enlaces del final. · Everything in this apartment has a large scale: the high ceiling, the spacious rooms, the top quality decor, furniture and lighting. Even the family is big: a couple of globetrotters and their 4 little children. The requirements for the project, as the interior designers put it was “a house that felt like home, with a mix of English elegance and Italian design”. I think they´ve nailed it. What do you think?

Fotos · Photos: Simone Furiosi. Interiorismo · Interior Design: Nomade Architettura via Archilovers