Un espacio que encierra un mensaje de amor…

Hay veces que tardo en procesar lo que veo de tanto y tan bueno que se presenta ante mis ojos. Seguro que sabes lo que te cuento, esa sensación de que mires donde mires encuentras algo que mejorará lo anterior. Esta vez me ha vuelto a pasar pero, oh novedad, después de ver todas las fotos seguía sin comprender el uso de este espacio. Estaba convencencida que este era el despacho, el rincón creativo de alguna diseñadora de moda y complementos con una zona de showroom, quizá un espacio VIP para sus mejores clientas… pero resultó ser un hogar particular, el vestidor privado y la mesa de estudio con zona de lectura de una afortunada mujer… y no solo en la parte material del asunto, que sí, claro, sino porque su marido, músico, pidió a la interiorista estar presente en el vestidor esta frase en luces de neón: “No quiero ir a ningún sitio sin ti” . Vestirte cada mañana leyendo, sabiendo eso. Pues eso. Muy afortunada. · I have to admit that I couldn’t figure out the use of this space until I read the complete story. I was pretty convinced it was the studio and showroom of a fashion designer but it turned out to be the private studio and dressing room of a very, very lucky woman. And I don’t me it for the material part -obviously, she’s lucky on that part too-, but because she can look in the mirror and read the message left my her husband in a neon sign: “I don’t want to go anywhere without you”. So lucky.

No estoy segura, pero la mujer de las fotos creo que es la interiorista :)

Fotos · Photos: OGraph. Interiorismo · Interior design: W Ford Interiors via Rue Mag