Una pared forrada de Manolos… Blahnik ( y algún Bill Blass)

1. Con aires barrocos

Papeles pintados o sedas forrando paredes con delicadas chinoiseries pintadas a mano, piezas que mobiliario que combinan formas redondeadas o rectas pero muy elaboradas y llenas de acentos metálicos, alfombras de ricos estampados que invitan a pasearse descalza, espejos por doquier, arañas de techo con cientos, miles de cristales de cristales y apliques de aires barrocos, terciopelo y brocados y flores, muchos pájaros y flores. Mezcla todos o alguno de estos ingredientes y ya tienes asegurado un vestidor de aires barrocos y femeninos en el que María Antonieta camparía a sus anchas, tanto que, hasta como en este caso, se hace presente a tamaño natural. Este vestidor con salón integrado, diseñado por el interiorista Philip Nimmo para la heredera de una fortuna petrolera residente en Los Ángeles, juega con todos esos elementos y crea un oasis de tonos pastel apto para muy pocos. 232 m2 que esconden tras esas puertas casi imperceptibles, y de eso estoy segura, vestidos de alta costura y bolsos de 4 y 5 cifras. No hay más que ver la pared de Manolos con la que abro el post para entender que esto es de otra galaxia… · Hand painted silks on the walls, gilded chandeliers filled with thousands of crystals, velvet and mirrors galore. Mix all this and you’ll a barroque style walk-in closet to feel like a Marie Antoniette. This amazing 2500 sq foot dressing room with adjacent salon is so much more than just a place to get dressed and undressed. This is paradise for chinoiseries and antique french style lovers.

©Roger Davies. Interiorismo · Interior design: Philip Nimmo via C Magazine

2. Romántico y femenino

Aquí me imagino viviendo a una mujer coqueta y que cuida su imagen, a la que le gusta el orden pero que además de funcionalidad busca dar un aire romántico y femenino a su vestidor. El blanco resulta perfecto combinado con algún papel pintado estampado para realzar el conjunto; quizá una alfombra con dibujos y color; toques metálicos y alguna pieza que centre las miradas, como en este caso el espejo blanco con su marco tan elaborado. Tienes todos los detalles de este vestidor (y alguna foto del “antes”) en el enlace inferior. Solo te avanzo que casi todo lo que ves lleva la firma de IKEA…

Style at Home 

Y siguiendo esta línea de blanco, romántico y femenino, ¿qué tal este otro de proporciones más generosas, con sus decenas de cajones y ese zapatero blanco que va de suelo a techo? Este está hecho a medida, claro.

Meghan Beierle-O’Brien. L.A. Closet Design 

Y como tercer ejemplo de un vestidor de aires románticos aunque este está a camino entre la primera y segunda idea, ahí va el de la bloguera Jenny Cipoletti de Margo & Me. Una habitación completa usada como vestidor, con mucho espacio libre, en la que esta guapa mujer discurre sus outfits. Así hasta yo me animo a ir siempre impecable. Fíjate lo que hace un papel pintado con reflejos metálicos y un puff tapizado en el perfecto tono de gris o rosa empolvado. Por supuesto, nada como una gran araña de techo (si es vintage de verdad -con historia y años, vaya- o antigua, mejor que mejor) para poner el toque maestro.

©Jessica Alexander. Style me Pretty

3. A lo gentleman

Efectivamente, este es el vestidor de un caballero, para ser más exactos el del actor Will Kopelman, exmarido por otro lado de Drew Barrymore. Si no he entendido mal, este es el vestidor que tenía en la casa que compartía con la actriz y productora, pero está claro que este espacio era solo para él. Lo de la descalzadora tapizada en capitoné me tiene robado el sentido, aunque confieso que no me sentiría nada cómoda teniendo esa cabeza observándome desde la pared. Si quieres sentirte con un verdadero gentleman, o si tu sueño es disponer de un espacio de aires british, ya sabes: paredes forradas de tela en color neutro -este gris oscuro es ideal-, muebles hechos a medida y lacados en negro con tiradores dorados, una cómoda con vitrina superior en la que exponer gemelos, relojes, gafas y demás accesorios personales y una moqueta oscura para rematar el conjunto. Completarían el look algún detalle forrado en tela de tweed, príncipe de gales, pata de gallo o quizá incluso unos buenos cuadros escoceses. Y ahora una duda ¿cuántas camisas azules es capaz de tener un hombre? y un cotilleo: creo que este hombre necesita reponer urgentemente cinturones y zapatos :).

©Lisa Romerein via AD 

4. El infalible y pulido nórdico

Jugando exclusivamente con el blanco y negro (si es que hasta las prendas respetan esta gama cromática) y alejado de cualquier tipo de excesos, ¿qué tal un vestidor de aires escandinavos donde menos es más? Esta delicia que seguro que ha arrancado un ¡oh! es el de la fotógrafa, bloguera, pintora y mujer de gusto exquisito Nina Holst, quien además firma las imágenes… y el diseño del espacio. Muebles blancos de IKEA, perchas blancas, zapatos que cuelgan directamente de la pared a modo de obras de arte (vale, muchos lo son), fotografías en blanco y negro y un accesorio imprescindible: una guirnalda de luces. · Just and simple nordic style. Stylish, functional and always so attractive. This is the walk-in closet of photographer, blogger and painter Nina Holst who also did the interior design and the photos.

Alucinante cómo queda el zapatero Trones de Ikea pintado de negro con una raya blanca. Un poco de pintura en spray de color negro y ¡voilà! (Mira este tutorial si tienes alguna duda)

©Nina Holst. Stylizimo

5. Elegante y tranquilo

Ham Interiors 

Ya sé que lo de la definición “tranquilo” a la hora de decorar puede parecer un poco confusa, pero lo que me transmiten estos dos vestidores es ante todo serenidad. Colores suaves, neutros que se mueven en la gama más clara de los gris, beige y tostados, con los interiores de las estructuras forradas o sin tocar. Aquí lo que prima es el orden, la pulcritud y ese aire sereno que lo envuelve todo. Si tienes espacio suficiente, coloca una silla o butaca tapizada en los mismos tonos, sin estridencias y crea un refugio para leer y pensar rodead@ de tus prendas favoritas. Un lujo. · Serene, elegant and cozy. A soft color palette including greys and beiges to create a comfortable and inviting space to read, relax and get dressed every morning.

©Alicia Glez Haro. Estudio María Santos

Y me despido con estas dos ideas. La primera es original, inesperada y sorprendente: una estructura para colgar tus prendas creada a base de tuberías de cobre. · I can’t help saying goodbye for today with this original and surprising structure created with copper pipes…

Olly Molly

La segunda muestra cómo podemos esconder el vestidor tras el cabecero de la cama. · … and this idea to hide the dressing area behind the bed.

¿Foto?