Si muero de envidia cada vez que veo una de esas cocinas de película con su isla central (tal cuál, porque no hay cocina peliculera que no tenga al menos una), descubrir que hay quienes se instalan dos para su uso, disfrute y regocijo me ha dejado K.O. Dos grandes superficies de trabajo, que además pueden ser usadas como barra de desayunos o almuerzos, rincón de trabajo y lo que tercie. Y luego está ese mural con la fotografía del fondo tan atractivo*. Una cocina enorme abierta al salón de esas que no se ven a menudo ni en revistas… · I must say I’m green with envy everytime I see a kitchen with an island in the middle, so imagine how I’m feeling with this one with its two gorgeous islands ready to prepare meals but also to sit there and enjoy them. Loving also the wall mural. 

* por si no lo sabes, este efecto fotográfico se llama Bokeh. Conste que yo lo aprendí hace un par de meses…

Fotos e interiorismo · Photos & interior design: Alice Lane Design