Pura simetría. Así podríamos definir este comedor ubicado en alguna, intuyo, preciosa casa en South Kensington, Londres. Si buscas dar armonía a tu salón, comedor o dormitorio, nada como disponer los elementos de forma simétrica, de dos en dos, o, como en este caso, también de tres en tres como los espejos o las sillas Ghost, o de cinco en cinco como las luces que se descuelgan. El truco para acertar está en colocar los objetos siempre justo en la mitad para nunca romper esa simetría. Imagínate una línea que divida en dos el espacio y coloca los objetos a cada lado como si se reflejaran en un espejo. Tan fácil como eso. Dos sofás idénticos enfrentados con los mismos cojines dispuestos de la misma manera, dos jarrones de flores sobre la mesa del comedor, dos macetas con flores… ¿Qué te parece el efecto?
Fotos e interiorismo: Casa Botelho