micasa

¡Bloggever 2017 ya está ahí!!

¡¡Ay, pero qué nervios!! Pues sí, un año más se acerca una cita ineludible en el calendario de eventos, reuniones, citas, fiestas, pop-up markets relacionados en el mundo blog y redes sociales, una de esas pocas ocasiones que tenemos blogueras y lectoras de ponernos cara y desvirtualizarnos: Bloggever. Y es que aunque me cuesta definirlo, Bloggever es todo lo que te digo al principio y mucho más, y además este año tiene un pintón increíble, que María Cañal, alma máter del tema ha vuelto a sorprendernos con un programa genial. No tienes más que echar un vistazo a las ponentes que participarán en las distintas mesas redondas y ponencias (sí, tengo el honor de compartir mesa redonda con tres cracks a las que seguro conoces), a los temas que se tratarán, a las firmas que estarán presentes en su zona de market o en los talleres a los que puedes apuntarte ese día. ¿Verdad que tiene una pinta increíble?

Un piso de 130 m2, blanco y minimalista, en Viena · A 130 sqm white and minimalist apartment in Vienna

Blanco, de techos altos y en un piso de principios del s. XX en el corazón de Viena. Así es este impresionante piso, con impresionantes molduras de escayola en los techos y puertas de madera originales que estoy segura hará las delicias de los amantes de los espacios luminosos y de aires nórdicos. Destacaría dos cosas de su decoración: la selección de lámparas de techo y ese enorme baño tan original, situado entre el pasillo y el dormitorio.

De chesters de terciopelo y mil maravillas decorativas más · About velvet Chesterfields and more delightful things

No me digas que esta butaca no es como para arrancar suspiros…

Que me chifla el terciopelo es algo obvio en cuanto te das un paseo por la categoría decoración del blog. Acabo de hacer una búsqueda rápida, y me salen ¡155 entradas! donde reinan los sofás, las butacas y sillas tapizadas con esta tela, cabeceros, cojines, cortinas y hasta taburetes de bar. El terciopelo me resulta sofisticado pero cálido y es la forma más fácil de darle un toque de glamour a tu salón, dormitorio, vestidor o estudio. Con un par de cojines ya tendrás ese toque chic que andas buscando, pero si lo que buscas es un chester de terciopelo, digamos, azul o verde, sigue leyendo :). Hoy te traigo un montón de ideas para que veas que el terciopelo combina perfectamente en todo tipo de estilos decorativos, desde los de aires escandinavos o industriales a estilos más elegantes y cosmopolitas. Todas estas las encontrarás en Miv Interiores, una tienda online especialista en diseño nórdico con firmas tan conocidas

Aires boho chic en Venice Beach, California · Boho chic vibes in Venice Beach


Quizá, como me pasó a mí hasta descubrir esta casa, a su propietaria, Heather Tierney, y su fantástico mundo creativo y empresarial, no te suene de nada The Butcher’s Daughter, una pequeña cadena de restaurantes, con food truck incluido, repartidos entre Nueva York y Venice Beach, Los Ángeles que fundó hace años. Sus restaurantes presumen de ofrecer una carta saludable y unos interiores de aires bohemios, rebosantes de madera, cuero, macramé, plantas y como la misma Heather dice “cojines, muchos cojines para crear rincones agradables”. Y esa misma estética decorativa es la que ha trasladado a su casa de casi 1000 m2 en Venice, con dos edificios situados a ambos extremos de un sublime patio

65 m2 pensados para descansar · A 700 sqf home to relax

últimamente veo terciopelo por todas partes. Me gusta.

Tiene que ser una gozada eso de tener un lugar propio en la naturaleza, a una hora de casa, donde escaparte los fines de semana, sobre todo si vives en una gran ciudad. Viviendo como vivo en la zona rural de una ciudad tranquila, acogedora y junto al mar como es Gijón, yo no siento esa llamada, pero entiendo que si tu ciudad es Chicago, la cosa cambia. Este es el caso de la pareja propietaria de este refugio pensado para el descanso. Ambos son profesionales con una agenda frenética durante la semana, así que creo que comprendo la emoción que ella, la bloguera Lauren Kelp y su marido dice que sintieron cuando la descubrieron. Dicen que estaba en muy mal estado y que ellos mismos realizaron con sus manos ¡un 90% del trabajo! Bueno, bueno, bueno. 65 m2 para descansar… o no parar de trabajar. Me quito el sombrero ya, que una cosa es pintar, empapelar y montar muebles y otra muy distinta tirar paredes abajo. Ella lo ha ido contando poco a poco en su blog.

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C