Una imponente casa en Utah. Y de una despensa perfecta.

La casa de la despensa más gigantesca y llena de encanto que jamás he visto. La casa de la sala de cine en el sótano (ver última foto). Una casa en Utah pensada para acomodar a mucha, mucha gente. No hay más que ver las 6 sillas dispuestas en la isla central y las literas […]

Pequeñas historias de archivo

La casa alegre de la topmodel Inés Rivero en Miami · The cheerful home of a topmodel in Miami

palabra-love-hecha-con-flores-decoracion

las sillas del comedor las firma un tal Gio Ponti…

Lo de alegre no lo pongo yo. Al parecer fue la propietaria de la casa, la modelo argentina Inés Rivero, quien definió así lo que quería. Además de alegre, quería que su hogar fuera original y representara quién era. Detalles como el de arriba muestran claramente que no es una mujer aburrida, convencional en lo decorativo y a la que asuste un poco de color e imaginación. Esta casa perfecta en Miami me gusta vista desde cualquier ángulo: funcional, colorista, con muchos toques femeninos y con piezas vintage de lujo mayúsculo, como el set de sillas en gris y amarillo del comedor firmadas por el genio Gio Ponti. El proyecto decorativo es de un interiorista al que será mejor no perderle la pista: Hernán Arriaga y la primera serie de imágenes son de un fotógrafo mexicano que me ha dejado boquiabierta por la cantidad y calidad de su trabajo: Hector Velasco Facio.

…seguir leyendo

Los kimonos de Khemeia (delicados y hechos en España) · Khemeia kimonos

khemeia-kimonos-calidad

el kimono es, para mí, una prenda que no entiende de temporadas

El sábado de moda de hoy se lo dedico a los kimonos de la firma Khemeia de la que me he ido enamorando foto a foto desde su cuenta de instagram a la que llegué un día no sé muy bien de qué manera. Gracias a ella he corroborado mis sospechas: los kimonos son perfectos para dar un toque único, personal, colorista, dulce, femenino y redondo a cualquier look. Y es una prenda que no entiende de temporadas, que va igual con unos vaqueros desgastados que con una falda de lentejuelas (foto superior), bajo un abrigo en invierno y anudados sin nada más en verano. Te diría aquello de pon un kimono en tu vida, porque al final y pese a lo que pudiera parecer ahora que están tan de moda, son prendas básicas, que superan tendencias y aguantan el paso del tiempo como pocas prendas. Y si son de calidad y hechos a mano en España como estos, mucho mejor. · I came across the fashion spanish brand Khemeia in instagram some time ago. Since the very first moment I was blown away by the beautiful and feminine designs and specially by the delicacy of each photo. High quality kimonos made in Spain with a gorgeous instagram account

khemeia-kimonos

…seguir leyendo

Descubriendo la Hostería de Torazo (Cabranes. Asturias) · A boutique hotel in Asturias

hosteria-de-torazo-hotel-asturias

Torazo no es Suiza, claro, es Asturias, pero por ahí van los tiros…

Que un día te propongan ir a conocer un hotel del que habías oído maravillas, recién re-inaugurado después de una intensa reforma y que coincida que está a media hora de casa; que cuando llegues, nada más poner el pie en él, se te dibuje una sonrisa porque te enteras que la gestión y dirección corre a cargo de un equipazo de gente que admiras, conoces personalmente y a la que sigues la pista desde hace más de 20 años (una tiene un pasado turístico bastante variado pero últimamente no se entera de una…); que te toque disfrutarlo en un gran compañía, con un montón de blogueras asturianas (algunas ya, amigas; todas, mujeres increíbles) y que tengan un planazo preparado para nosotras… todo eso es tener mucha suerte, no me digas que no :). Aquí va mi crónica, completamente subjetiva y muy mediatizada por lo bien que lo pasé, de mi estancia en el Hotel Hostería de Torazo. · Two weekends ago I was invited, together with some other bloggers from Asturias, to discover the boutique hotel Hosteria de Torazo in Asturias. And these are some bits of our stay in this amazing place… I do strongly recommend it if you’re considering visiting this green northern part of Spain where I live…

…seguir leyendo

La casa de las alfombras maravillosas · The home of the amazing rugs

salón-decorado-estilo-femenino

«Casi volvemos locos a nuestros vecinos».

Cuando los propietarios de un edificio de ¡¿6 plantas¡? son capaces de reconocer esto, es que la liaron parda con la reforma de su casa en el West Village neoyorquino. Alfombras preciosas de The Rug Company (ella es una antigua directora de la firma en Nueva York), antigüedades, sofisticación mezclada con diversión, colores neutros y cálidos a los que obras de arte y textiles coloristas ponen el acento más personal. De hecho, y hablando de las alfombras, me he dado cuenta que esta casa bien podría aparecer en cualquier de los increíbles shootings de The Rug Company. Volviendo a la reforma, al parecer el presupuesto no fue un impedimento a la hora de elegir las calidades y piezas deseadas: compraron esta casa después de que él, un exitoso emprendedor británico del ámbito tecnológico, vendiera su empresa por 397 millones de libras en 2008.

…seguir leyendo

Bienvenid@ al nuevo Vintage & Chic · Welcome to the new V&C

lilium-2-700

La de veces que pensé que ¡ya!, ¡por fin!… y otra vez a la casilla de inicio

No te voy a engañar. Jamás he podido presumir de ser una persona paciente; más bien todo lo contrario. Pero no sabía que con el título de madre te regalaban un gran paquete invisible lleno de paciencia que, como todo lo bueno, enseguida se acabó, consumido por el cansancio, la responsabilidad y la autoexigencia. Porque sí, a mí la paciencia me brotó por primera vez de forma espontánea con 33 años gracias a un bebé llamado Gael, a una jornada completa de trabajo fuera de casa y al resto de cosas que ya te imaginas. Para cuando Adriana nació, casi 3 años más tarde, yo ya me había diplomado en Paciencia. Aprendí a esperar -que no a perder el tiempo-, a no tirar la toalla y perseverar, a tomármelo con calma (yo, que siempre he sido pinpanfuego), tanto que incluso llegué a aguantar más de 3 años en un mismo trabajo por primera vez en mi vida :). · I can’t say I’m a patient person. At least I’d never considered myself one until my elder son, Gael, was born when I was 33. I suddenly discovered that, whether I learned to be patient or I was lost. So I did. By the time Adriana was born, almost three years later, I got my degree in Patience. I was even able to stay more than three whole years doing the same job. Unbelievable for me  :).

…seguir leyendo

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C