micasa

Elegancia en gris, moscovita y muy masculina… ¿o quizá no tanto?

Este gran piso moscovita tiene una de esas “de aparentar” que diría mi madre, cocinas de esas en las que no te imaginas a sus propietarios preparando unos langostinos a la plancha o cocinando unas lentejas, pero a la que no podemos negarle su belleza ni su impecable estética. Una cocina abierta completamente a este […]

Pequeñas historias de archivo

Razones para poner una silla Panton negra en tu vida. Y cómo distinguirla de las copias

Si te gusta el diseño de los años 60, eres un amante del mobiliario escandinavo del siglo pasado y Verner Panton no tiene casi secretos para ti, quizá ya sepas porqué hay unas diferencias de precio tan increíbles entre dos sillas aparentemente idénticas, como son la que ves en la primera foto y la que verás algunas fotos más abajo. Ambas editadas por Vitra, ambas “auténticas” pero una casi 5 veces más cara que la otra. Si tan solo has podido verla en foto es normal que apenas notes la diferencia, más allá que la primera, la Panton Chair Classic tiene un acabado brillante y que la segunda, la conocida solamente como Panton Chair es mate. Pero las diferencias, al parecer y según cuenta Vitra, son sustanciales. 

Aquí encima, la Panton Chair Classic satinada/brillante y en blanco, rojo y negro. Por cierto, ahora mismo disponemos de 4 unidades en nuestra tienda

La primera, con el acabado original y disponible exclusivamente hoy día en rojo, negro y blanco en la web oficial de Vitra (con otros colores en series limitadas), está hecha con espuma rígida de poliuretano y acabado brillante -ellos lo llaman satinado- y su precio en tienda ronda los 1.200€/unidad; la segunda es mate, está hecha en polipropileno teñido, se ofrece en 6 colores en su carta y su precio ronda los 265€. De esta última, además, hay una versión infantil alucinante de bonita. Es el proceso de fabricación y, entiendo, que la durabilidad y calidad final de la pieza, la que hace que una Panton Chair Classic sea una pieza realmente a atesorarEn este enlace cuentan cómo este diseño de 1959 casi no llegó a pasar del papel a la vida real por la complejidad que por aquellos años había a la hora de convertir en realidad un diseño tan espectacular. Y esta Panton, que por fin empezó a fabricarse en 1967, fue especialmente compleja de llevar a cabo. De hecho ha pasado por muchas vicisitudes hasta llegar a la óptima calidad ofrecida hoy en día que arrancó en los años 90, cuando se dio con la solución para fabricar con la calidad que Vitra y Panton deseaban para este icono del diseño. Hasta hoy…

Y aquí encima, la Panton Chair mate y en colores…

¿Cómo distinguir una Panton falsa de una original? No soy ninguna experta en el tema y he leído una cosa y la contraria a la hora de distinguir falso de auténtico, pero ten en cuenta que todas las sillas Panton editadas por Vitra vienen con la firma Verner Panton en la parte posterior y el cuño o etiqueta original de Vitra bajo el asiento, ya sea el cotizado modelo Classic o el básico. Yo tengo desde hace años una en color azul eléctrico, con la firma, pero es algo más pesada que otro set que tengo en la tienda, también original. Hay copias que pesan más y otras que según he leído, pesan menos. Lo que está claro es que la Classic auténtica mide 83 cm de alto y 50 cm de ancho, así que si la que ves/tienes no cuadra con esas medidas, desconfía.  Ya sabes, hay mil copias y reproducciones made in a saber dónde, a precios tan baratos (las he visto por 50€) que una se pregunta en qué condiciones se fabricarán y con que medidas de seguridad y protección al medio ambiente. Pero bueno, esto último da para al menos otros 5 posts más y aquí hemos venido a hablar de diseño, no de piratas :)

Houseology 

¿?

Quería aprovechar además a mostrarte el poder estético y decorativo que una única silla Panton Chair en negro, Classic o no classic, es capaz de aportar a cualquier espacio, mezclada con otras sillas de distintos estilos, materiales y edades. Es imposible no verla, no querer sentarte en ella, no admirar sus curvas y su acabado impecable. Tiene un diseño tan original y especial que acaba por encajar igual de bien junto a una silla de enea y una Luis XVI.

The Nice Stuff Collector 


¿?

Hemnet via Desire to Inspire


¿?

¿? (la versión básica, en mate y posiblemente una copia… fíjate en el respaldo)

¿? (Esta es la classic de nuevo)

¿?

Y (casi) termino este recorrido con esta pareja de sillas Panton Chair Classic en negro, verdaderas protagonistas de este salón de aires nórdicos. Vale. A veces dos mejor que una. Claro que sí.


Martin Wichardt 

Y luego, claro, si quieres y puedes, siempre puedes vestir la mesa de la cocina o del comedor con un set de 4, 6 u 8 sillas Panton negras y saber que nunca te cansarás de esas curvas. Aquí te dejo el set que tenemos ahora mismo en la tienda, que no puede ser más fotogénico y solo un par de ejemplos de comedores, pero si vas a Pinterest, tienes un festival de Panton negras asegurado con solo poner su nombre en inglés.

¿?

Foto superior: Lisa Petrole





Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de librarnos de spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inminente y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. ¡Gracias por tu paciencia!

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C