La casa años 50 de una veinteañera en Los Angeles.

No había oido hablar en mi vida de la joven propietaria de esta casa de los años 50 en Beverly Hills, pero al parecer con sus 21 años es ya todo un personaje mediático. Se llama Emma Chamberlain y, sinceramente, sin conocerla de nada lo que más me gusta de ella por el momento es […]

Pequeñas historias de archivo

Ventanas de 6 metros y mucha clase en Rotterdam

De 6 metros de altura, entiéndase. Y de techos un pelín más altos todavía. Una casa unifamiliar de 4 plantas que en su día llegó a estar dividida en varias viviendas, pero que tras una reforma integral luce ahora con un estilo impecable. Este salón está en el altillo abierto a la enorme cocina con comedor y acceso al jardín privado, una cocina con una de esas encimeras de granito o mármol verde veteado en ocre que, sinceramente, emocionan (sí, quizá recuerdes esta otra cocina con un mármol muy similar). Todo en esta casa ha sido estudiado al milímetro para crear ese lujo sin pretensiones que se respira por todos los rincones. 

…seguir leyendo

La Casa Burés. O lo que viene siendo la definición de exclusividad.

Este es sin duda alguna uno de los edificios más bellos e importantes, en todo el sentido de la palabra, de los publicados en el blog. La Casa Burés, que la wikipedia define así «La Casa Burés es un edificio barcelonés modernista obra de Francesc Berenguer i Mestres,​ aunque el proyecto fue firmado por Miquel Pascual i Tintorer, ya que Berenguer, estrecho colaborador de Antoni Gaudí, nunca obtuvo el título de arquitecto. Está ubicada en la esquina de las calles Ausiàs Marc con la calle Girona, de Barcelona. Fue construida entre 1900 y 1905 por encargo del industrial textil Francesc Burés i Borràs», es una de esas joyas que han sido recuperadas y rehabilitadas como pisos de lujo. Desde 1 millón y medio de euros, un piso de un dormitorio. 5 viviendas disponibles. Solo espero que quienes tengan la enorme fortuna de habitarlos sean conscientes de su suerte y del valor que tienen. Seguro que sí. Ale, soñemos…

…seguir leyendo

Estilo, mucha luz natural, arte contemporáneo y piezas únicas.

La casa de hoy es una de esas que conviene ver con calma, dedicándole un ratito a cada foto porque la dueña de esta vivienda australiana colecciona obras de arte contemporáneo (fotografía, escultura, pintura…) y la interiorista Claire Driscoll Delmar que proyectó la casa para ella fue capaz de combinarlas con mobiliario y luminarias que también lo son en mi opinión. No hay más que pasar la foto siguiente y ver la escultural lámpara de mesa Pispistrello de Gae Aulenti a la izquierda de la imagen. Si tuviera que quedarme con un solo rincón, creo que sería el enorme vestidor de aires art decó (sí, así lo veo yo), con su cabecero de latón tapizado y la pared que me recuerda a los estampados geométricos de ese movimiento artístico. En fin, el vestidor y el dormitorio infantil tampoco se quedan atrás. Espero que lo disfrutes…

…seguir leyendo

Ni Provenza, ni Toscana; Arizona rustic chic. O una de antigüedades por doquier.

Cuando esta primera foto se cruzó en mi camino me dije ¡Francia!. Luego, ampliando un poco es espectro viajero me dije, Mallorca, Menorca (vale, todas las islas del Mediterráneo de uno al otro confín) Toscana o incluso el sur de Italia. Pero leer que este baño, con su lavabo de piedra sobre piedra, la contraventana y puertas de madera bien antigua, el espejo de barbero y el chandelier antiguo con cristales estaba en Arizona… para eso no estaba preparada. Vamos, que menos mal que no me jugué una mano, lista de mí, que estaría escribiendo ahora a 5 dedos en el teclado :). Para que te hagas una idea del lujo mayúsculo y extraordinario de esta casa de al menos 5 baños, no tienes más que pasar a la foto siguiente, a este patio interior con su olivo ya grandecito. O bajar una más y ver el vestidor del dormitorio principal. O visitar el garaje, una versión de la bodega española de toda la vida ;D.

…seguir leyendo

Un enorme loft con altillo en Budapest (y una cocina roja y verde)

Tengo una buena y una mala noticia. La existencia de este impresionante loft de 150m2 en Budapest, con sus altísimos techos que dan para crear un dormitorio enorme, con vestidor, baño ensuite y despacho en un altillo sobre la cocina y dan también para inventarte una biblioteca personal a 5 metros del suelo (vértigo de solo pensarlo) es la buena noticia. ¿La mala? Que existe solo en la cabeza de los arquitectos que la imaginaron, vistieron y crearon en estas fantásticas imágenes 3D. Enlaces al final. Sonrío y me lamento a la vez. Genialidades humanas.

…seguir leyendo

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C