Una casa de autor en California. Midcentury modern en todo su esplendor.

Esta es una de esas veces en las que el continente supera al contenido por muy bien elegidas que estén las piezas de mobiliario, iluminación y decoración. Cuando lo que tienes delante es una casa firmada por un arquitecto de renombre, como en este caso, esta Lechner House californiana creada en 1948 por Rudolph Schindler […]

Pequeñas historias de archivo

Nórdico sobrio, elegante y chic en Vilnius, Lituania

Todo es armonía en esta vivienda de 123m2 en Vilnius, Lituania. Sobre una paleta protagonizada por el infalible blanco y negro, la apuesta de los interioristas ha sido respetar al máximo los elementos originales del edificio que aportan textura, pátina y personalidad y combinarlos con muebles y luminarias de materiales nobles y toques sutiles de color, como ese precioso morado de la cocina o el terracota del baño principal. Un estilo nórdico que respira elegancia…

…seguir leyendo

De tener 6 años y un dormitorio así. No sé, no sé.

Como ves, en el título ya lo digo todo. Si con 6 años tus padres te regalan un dormitorio así, con la cama gigantesca con baldaquino, el sofá, la zona de bricomanía, la silla colgante, el minisofá-banco a los pies, el juju hat y hasta la orquídea en flor, ¿qué puedes esperar del futuro? ¿cómo será el dormitorio de esta niña ya adolescente, joven o incluso adulta? ¿un palacio como de las pelis de Disney? De la tele mejor ni hablamos, nunca me ha parecido buena idea la de poner una tele en el dormitorio de un niño o adolescente. Ya, ahora me dirás que «y el ordenador, qué», pero es que tampoco. Sorry. Ni tele ni ordenador en un dormitorio infantil. Pero más allá de mi opinión ético-festiva personal , hay que reconocer que este dormitorio es crecedero, bonito, práctico y que cubre todas las necesidades de una o dos personas, de 6 o de 66. Ay, estos estadounidenses y sus casoplones épicos…

…seguir leyendo

De una casa «tranquila» en Alabama

Arrancamos con el aseo «de invitados». Sí, es atípico y genial. Un gran arcón de madera decapada, un lavabo de piedra tallada y un cubo de losas cuadradas de piedra negra mate. Un anticipo maravilloso de lo que nos espera en esta gran casa en Alabama decorada con una paleta de colores tierra, tostados, beige, blanco y negro. De hecho, te reto a encontrar -me vale un cojín- en color azul, verde, amarillo, naranja, rojo, violeta, rosa… Si te gusta la decoración «tranquila», pasa y quédate un rato.

…seguir leyendo

Una de madera natural para una casa de 1915 en California

Si hay algo que no puede negársele a esta casa en Bekerley es que tiene personalidad. Mucha. E historia, que su construcción data de 1915. Por las fotos, además, podemos aventurarnos a asegurar que sus propietarios adoran la madera de un tono intenso, ya que solo en la cocina y esa entrada empapelada en azul y blanco optan por el blanco y la claridad; el resto de esta casa, que tiene además parte del tejado cubierto de vegetación, es una oda a la madera. Paredes, techos, suelos, muebles, y todo esto incluso hasta en el baño, ofrecen una gama de veteados que no recuerdo haber visto en muchas otras viviendas.

…seguir leyendo

Sobre mi mesita de noche…

No suelo publicar fotos de mi casa, más que nada porque, dos años después de la mudanza a nuestro nuevo hogar siguen mil cosas a medias… y lo que te rondaré, morena. Un piso de alquiler que me encanta por su amplitud y su luz, su ubicación y sus mil ventajas frente a nuestra casa anterior a nivel práctico. Durante 12 años vivimos en una casa adosada en esquina, con su jardincito y sus 4 plantas, incluyendo garaje, que me hacían pasarme la vida subiendo y bajando escaleras, pero que pude modificar a mi gusto ya que la habíamos comprado en plano. Ahora tenemos casi los mismos metros, pero sin escaleras y el trastero y garaje a golpe de ascensor ;D. Pero estéticamente, es verdad, no es lo mismo… no puedo «tocar» baños, cocina, suelos, puertas y mil cosas más. Y encima, en esta época de mi vida, en la que mis prioridades son otras, he decidido «perder» mil batallas decorativas y todavía no he puesto ni las cortinas en los cristales del mueble zapatero de la entrada (sí, al poner un pie en mi casa, lo primero que ves es una fila de zapatillas de deporte y zapatos apilados) y tengo un plafón horroroso en el salón que ni siquiera funciona. La lista de pendientes no es pequeña, lo mío es un casa del herrero de libro… y vivo feliz así. Total que esta mañana he colocado el cartelito de madera que me traje de mis vacaciones en las Landas, ese que te lleva a una playa nudista en Hossegor, la conocida como «Plages des Culs Nus» (playa de los culos al aire) donde pasé muchas horas esta semana pasada estudiando, tostando mi trasero y mirando al océano, y al verlo ahí, sobre mi mesita de noche, junto a la caja de malaquita donde guardo mis pendientes, la de porcelana china, con las pulseras, mis espejos sol antiguos (ahí sí que no he fallado a la Leticia de Vintage&Chic), la lámpara de mesa antigua de latón con su pantalla vaquera y los almohadones franceses bordados, me he dicho «qué bonito!» y me he ido a por la cámara, le he sacado unas fotos y me ha apetecido compartirlas, sin más. Con el edredón sin planchar y sin perder tiempo en hacer estilismo. Tal cual estaba. Bien es verdad que hice limpieza de lecturas atrasadas hace unos días y no sale la pila de libros que tenía acumulados en la mesita. Solo me falta reponer unas velas de The Singular Olivia para que el rincón sea perfecto a mis ojos. Ale, buen sábado…

…seguir leyendo

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C