Cristina Espejo y Marta Goyanes lo han vuelto a hacer: me han dejado sin palabras. Y una, tras 12 años de blog, tiene ya las pupilas entrenadas en lo que a casas bonitas se refiere. La de hoy está en Madrid y reúne antiguo y contemporáneo, algo francés y mucho español y juega a la […]