Una casa elegante en clave rústico-chic

Reconozco que esta alfombra étnica de intenso color rojo fue la culpable de que quisiera ver el resto de esta casa de altísimos techos, maderas en su mayoría oscuras y elegantes donde la cocina es mucho más que un lugar donde preparar comidas; es un espacio diferenciado, una pieza de techos bajos y color oscuro […]

Pequeñas historias de archivo

El taller Vintage & Chic. Mirando atrás. · The Vintage & Chic atelier. Looking back.

cómoda con espejo v
Supongo que será porque se acerca ya el final del año, pero hoy me ha dado por hacer recuento. Yo, que no suelo mirar nunca a los lados (soy muy de ir a lo mío en cuestiones laborales), y que para atrás no voy jamás ni para tomar impulso, pues hoy me ha dado por mirar hacia atrás, por sumar, por contar, por pensar. Y al hacerlo me he dado cuenta de que lo necesitaba con urgencia. Ultimamente me ha pasado que leyendo otros blogs, visitando otras tiendas, he sentido una cierta angustia al ver la de cosas que se supone que tengo que hacer para «tener éxito» (ojo, nótese el entrecomillado), para «crecer», para «estar ahí«. Y me he dado cuenta de que no llego y de que quizá, sencillamente, tampoco me apetece llegar ahí. De que esa sensación de cierto agobio o presión no me gusta nada de nada.

taller tocador francés años 20
Siempre he preferido ir a mi ritmo, disfrutando del camino y dejándome sorprender sobre los lugares a los que he ido llegando paso a paso, poniéndole ganas, tesón, cariño y porque me apetecía, sin más. Así ha sido con el blog, con los blogs, así ha sido con el taller y con la tienda desde el minuto 1 hasta ahora mismo.
lámpara años 20
Así que esta mañana, pensando, pensando, mientras buceaba en los archivos del taller Vintage & Chic, y saltaba de foto en foto, de listado en listado, me he dado cuenta de que es muchísimo el trabajo hecho. Y que he disfrutado enormemente con cada detalle. Y que este trabajo duro, entretenido y apasionante me hace feliz. Muy feliz.

Y sí, he decidido que no quiero agobios ni comparaciones, que quiero seguir haciendo las cosas a mi manera, como siempre ha sido. Que me apetece continuar otro año más haciendo lo mismo, si acaso, mejor, volcando mis energías y cariño para que cada pieza recupere su esplendor, actualizándolas, solucionando sus problemillas y dejándolas listas para decorar nuevas casas, nuevas vidas. Que quiero otros 365 días más de búsqueda de objetos, de lámparas desmontadas pieza a pieza, de dorar, pintar, lijar, barnizar, de enroscar, pulir, platear y vuelta a lijar y a pintar. Sin agobios, a mi ritmo, sin mirar a los lados.

Y a modo de epílogo, aquí debajo os dejo tan solo una pequeña parte de las cosas que he visto esta mañana y que han salido del taller. Y os lo dejo en modo arco-iris. Os diré que la mayoría lucen ya en casa de sus nuevos propietarios, otras están aún esperando quien se enamore de ellas; algunas presumen en escaparates y tiendas; otras se han ido a vestir casas de vacaciones; las hay que han viajado a otros continentes (pues sí, así son las cosas ;)), unas decoran dormitorios infantiles, otras se han ido a la primera vivienda de parejas de recién casados, de muchas no tengo ni la más remota idea de dónde están ahora… pero que todas, todas, son especiales para mí. Mis viejiiiiiiitas (léase estilo ET y mi caaaaaaasa). Ah, por cierto, si hacéis clic en cada foto, os llevará a la tienda, donde podréis verlas mejor y con detalle. Quizá os inspiren para hacer algo con algún mueble antiguo que tenéis por casa. O quizá no os apetezca nada poneros a trabajar y prefiráis que sea yo quien lo haga por vosotros… desde mi taller :D.

                                                                                                     

Está claro, a veces lo mejor es pararse un ratito a pensar, a mirar hacia atrás para poder luego seguir adelante con más energía y más ímpetu. Felices fiestas y gracias por estar ahí, aguantándome los rollos que os suelto :).
Maybe it is because we’re enjoying the last days of 2013, maybe because I’m a little tired, but this morning I’ve been digging into the V&C Bazaar files and I’ve realised how much work I’ve been doing in my atelier, my workshop these past years, and that I love what I do, no matter what other blogs or other shops do. That I want to keep on doing what makes me happy, that is, finding old pieces and upcycling them, restoring them, giving them a new life. And that looking back, sometimes, is really healthy and help you to look forward in a better, stronger way. Merry Christmas and thank you for being always there (yeap, all the pieces of furniture, seating, mirrors and lighting over here, and some hundreds more, have been restored by me ;)).
Fotos · Photos (y miles de horas de trabajo) : Vintage & Chic. O sea, yo.
 
 

13 comentarios

  1. Anónimo
    22 diciembre 2013

    Vaya post bonito… Q joyas, q manos!

    Kiku M.

  2. 22 diciembre 2013

    Vaya tela Leticia!!! Bueno, mejor dicho … vaya madera!!! Muchas felicidades por tu trabajo y … Felices Fiestas para todos!!! Un beso

  3. 22 diciembre 2013

    Hola Leticia!! Yo creo que al igual que a mi, han muchisimas personas que nos encanta tu trabajo y tu blog. Continua así, tal como eres!! Feliz Navidad!!!Bsts

  4. 22 diciembre 2013

    Dios mío si que has trabajado durante el año. Me encanta todo pero lo mejor es que sigas pensando ser tu misma. La independencia no tiene precio. Feliz Navidad!

  5. 22 diciembre 2013

    Buah, qué ganas tengo de una de estas… Ojalá tuviera hueco.

  6. 22 diciembre 2013

    Qué maravillas Leticia!!. Tú sigue en tu onda que vas genial. Felices fiestas!!!

  7. 23 diciembre 2013

    Madre mía, hoy si que te has "currado" el post… menudo trabajo recopilar cada pieza y enlazarla… Y sé de lo que hablo :) Qué piezas mas hermosas Leticia, todas y cada una de ellas, algunas las conozco perfectamente, otras no las había visto aún… Son como hijos ¿verdad?… Feliz Navidad y que sigas cumpliendo tus sueños¡ :)

  8. 23 diciembre 2013

    Felicidades por ese pensamiento maravilloso!!!!!!

    Feliz Navidad y sé muuuuuy Feng, que es lo que verdaderamente importa…

    besos!!!

  9. Anónimo
    23 diciembre 2013

    Maravilloso trabajo como siempre!!

  10. 23 diciembre 2013

    Ya te dije en alguna que otra ocasión que tu forma de mirar las cosas y sentir su pasado me habían enseñado mucho, muchísimo. Sigue así, uno de tus activos es esa sensibilidad, ese dar el tiempo necesario a las cosas, a las palabras y a los silencios. Los silencios que rodean en muchos momentos la vida que llevamos, pero que nos hacen escuchar lo que realmente nos llena.

    Lo que les funciona a otros no tiene porque ser lo que nos funcione a nosotros.

    Una vez me dijiste, no te agobies, se constante que lo estás haciendo bien, a lo que yo te respondo: No te agobies, tienes talento y amas lo que haces.

    Feliz Navidad
    Un beso
    Vir

  11. 24 diciembre 2013

    Hace unos años mi madre heredó un montón de muebles antiguos, y la mayoría se restauraron " a la manera clásica" porque eran de principios de siglo, pero todavía tenemos un "comedor completito" (como tu primera cómoda con espejo) de los años 50 que está esperando una restauración "más loca"…. te seguiré, me encantan tus ideas!!!
    Esther
    http://amymegustas.blogspot.com

  12. 26 diciembre 2013

    Me encanta todo! es genial, la de posibilidades que tienen poniendo un poco de creatividad.

  13. 2 enero 2014

    ME encanta la original idea que has tenido a la hora de cambiar el color del espejo y de la comoda, me encanta tu blog





Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de librarnos de spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inminente y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. ¡Gracias por tu paciencia!

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C