El antes y después de un loft parisino de 63 m2

Está claro que si esta vivienda parisina anda sobrada de algo es de luz natural, toda la que le entra en el techo de este espacio “vital” que engloba, cocina, sala de estar y zona de comedor, todo unido, todo acogedor, todo pensado al milímetro para aprovechar al máximo los 63 m2 que parecen el […]

Pequeñas historias de archivo

¿Dónde andabas tú hace 10 años? Pues yo estaba…* · What were you up to 10 years ago? Well, I was…

Que 10 años no son nada. O lo son todo.

Hay fases en la vida, y más si tienes hijos, que recuerdas como si hubieras ido a toda leche en una nave espacial sin levantar un segundo el pie del acelerador. Temporadas en las que los niños parece que crecen por las noches sin avisar y se levantan con los pijamas recién estrenados por encima de los tobillos o una nueva genialidad lista para ser oída cada mañana. Fases. Que la vida se pasa volando, vaya, y esta última década se ha volatilizado. Fiuuum.

Cuando desde Electrolux me propusieron hacer ese viaje personal en el tiempo y compartir dónde estaba yo hace 10 años, en 2004, año en que la primera aspiradora Ergorápido vio la luz, me pareció un ejercicio mental fantástico, una forma perfecta de capturar el tiempo, de traerlo de vuelta. Dedicarle un buen rato a mirar hacia atrás, a pensar, a recordar, yo que no suelo hacerlo casi nunca, ha sido una experiencia de lo más recomendable.

 

aspiradora ergolux

 

Pero antes de que me cuentes qué hacías tú en 2004, déjame que me adelante y te diga dónde estaba y qué hacía yo ese año del que ya ha llovido…En 2004 yo llevaba gafas -miope que fue una-, estaba delgadísima (too much) y había sido ya rebautizada como la “mamá de Gael”. No había oído antes la palabra blog -supongo que no existiría aún el concepto-, y nunca jamás pintado un mueble o restaurado una lámpara. Sí que recuerdo una cierta manía de coleccionar montañas de revistas de decoración, de esas que superaban milagrosamente todas las mudanzas para desesperación de mi marido. Un año en el que los teléfonos móviles aún eran sólo eso, teléfonos, y nos debatíamos entre la foto en papel y la digital.

Trabajaba, cómo cambian las cosas, en una empresa familiar de uniformes y vestuario laboral en pleno crecimiento. Mi día transcurría de 9 a 5 entre entretelas y popelines, botones e hilos, diseños en freehand, hojas de cálculo y mil referencias de prendas que aún recuerdo claramente; de 5 a 9 mi mundo eran los parques, potitos, purés, cuentos geniales (el del Topo y el de Don Caballito de Mar los leería unas 1000 veces entre aquél año y los siguientes) y ropa de talla mini: Gael arrancaba enero con su primera vela recién soplada. 2004 fue un año intenso en lo laboral y muy intenso en lo personal, un año de dormir poco -todavía recuerdo con pavor aquellas noches de sueño a trompicones-, de pensar mucho, de aprender el significado real de la palabra “paciencia”. No fue un año tranquilo, qué va. Fue el año en que la idea de la nueva casa, en la que ahora vivimos, se cruzó en nuestro camino. Un año de toma de decisiones vitales, de esas que marcan el devenir de las siguientes décadas. Un año clave en mi vida. Ah, y además me fui de escapada maravillosa y à deux con Berto a Londres y Dublín, que todo no iba a ser darle a la cabecita y estar en vela :D.

 

Como véis por las fotos, en mi vida de 2004 había un claro protagonista :).
Qué más… ¡Ah, sí! Bridget Jones, uno de mis personajes favoritos, vivía feliz y tan paranoica como siempre al lado de su/nuestro Mark Darcy en la segunda peli de la saga. Mi querido George nos hacía de nuevo suspirar en Ocean’s Twelve y dos de mis películas favoritas, El Diario de Noah y Antes de que Anochezca se estrenaban también ese año, aunque yo no las descubriera hasta mucho después. De música no tengo ni idea, que nunca he seguido novedades ni listas de éxitos, pero quién sabe, quizá fue ese año el que me dió por escuchar a Cesaria Évora como si no hubiera un mañana. Espera, sí, ese año seguro que Miliki fue la banda sonora para los trayectos en coche. 2004 fue el año que descubrí, con 30 de retraso al parecer, que la gallina no se llamaba “turuleta”, sino “turuleca”…
No me digáis que no es genial esto de ponerse a recordar y pensar qué hacía uno hace justo una década. Yo lo he disfrutado un montón.
Pues Electrolux se ha propuesto festejar los 10 años de su aspiradora Ergorápido, una aspiradora silenciosa, sin cables, que incluye una aspiradora de mano y en 9 colores para elegir, toda una novedad en 2004, con un sorteo en el que puedes participar haciendo clic aquí. ¡Tienes de plazo hasta el 7 de noviembre!.

 SORTEO CERRADO

¿Y tú?¿En qué líos andabas tú metid@ en 2004?
(¡¡Me encantará leer tu historia en un comentario!!)
*Post escrito en colaboración con Electrolux. Todas las opiniones son mías · * This is an sponsored post where I share what I was up to in 2004, the year of the launch of the Ergorapido vacuum cleaner. 

4 comentarios

  1. 15 octubre 2014

    Me parece muy interesante el cambio y la evolución que has tenido.

    Bueno, mientras uno va quemando etapas y yendo vivencia tras vivencias, creo que son necesarios momentos para mirar atrás y ver cuánto hemos avanzado.

    Muchos saludos.

  2. Anónimo
    15 octubre 2014

    Leticia, un post muy bueno, felicidades!!!
    …pues yo al igual que tu en 2004 andaba cambiando pañales, peleando por conciliar la vida laboral y familiar en un horario de 9 a 17.30hrs en una multinacional hotelera en la que acababan de ascenderme y de la que me despidieron 6años más tarde con el boom de la crisis. Ni te cuento la de trabajo que me llevaba a casa… la de noches durmiendo a ratos, porque o bien eran los problemas del trabajo o los lloros de mi hija. Que follonera fué un rato para dormir!. Recuerdo que su padre muchas noches ya cansados de probar todo la montabamos en el coche y le dabamos una vuelta por el pueblo hasta que el ronroneo del motor del coche la dormia. Todo un show!!! te lo aseguro. Ese mismo año vendí mi apartamento de soltera en la playa para comprarme una casita medio habitable y con más años que la nana en un pueblo: reformas, cajas, biberones, más reformas y no encontrar nada porque mi "vida" durante casi un año estuvo embalada!!!…la verdad que ese año fué frenético, aunque también lo recuerdo como una etapa en la que aprendí muchas cosas,llena de ilusiones, de de cosas por hacer y descubrir.
    En fin…la vida sigue y al igual que a ti te pasó, todo cambió con un guiño…pero aquí seguimos, mirando adelante…reinventándonos, bailando con la vida mientra dure la música!.
    Suerte y un abrazo.
    marmenor23@hotmail.com

  3. 16 octubre 2014

    Gracias por comartir tu historia marmenor. Me ha encantado leerla. Veo que en 2004 andabas tan empantanada como yo :). Un abrazo!





Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de librarnos de spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inminente y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. ¡Gracias por tu paciencia!

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C