micasa

Una de muchos estilos y una sola firma: Pappas Miron

No suelo hacer esto de compartir fotos de varias casas en un solo post, pero en este caso no me queda otro remedio: no consigo quedarme con una sola… El dúo formado por Alexandra Pappas y Tatyana Miron, dos interioristas fundadoras de la firma Pappas & Miron, son capaces de mezclar con sabiduría, elegancia y muchos […]

Pequeñas historias de archivo

Cómo hacer un banco con almacenaje y respaldo tapizado (por Mandy Johnson)

El de hoy me parece un DIY tan absolutamente impresionante que voy a compartir muchas más fotos de las que me gustaría, tratándose de un proyecto que no es mío, sino encontrado en uno de mis blogs de referencia, A Beautiful Mess. Cómo crear, partiendo de unas tablas de madera, metros de tela y mucha espuma de tapizar, un banco espectacular. En condiciones normales, subiría dos o tres fotos y te enlazaría ya con el tutorial porque todo el mérito es suyo; de hecho, si hablas inglés, te recomiendo que vayas directamente a la fuente, es decir, AQUÍ para que Mandy te explique cómo ha creado ella sola, con sus manitas y mucho esfuerzo y horas, esta banqueta con almacenaje inferior y respaldo tapizado que llega hasta el techo inspirada por este cabecero verde que por cierto, ya compartí aquí hace un tiempo. Pero como todas sus explicaciones están en inglés y plagadas de detalles, me he permitido hacer un paso a paso con unas brevísimas explicaciones en español.


Como te digo, ella lo explica con todo lujo de detalles y todos los trucos posibles en el blog a través de 12 pasos, pero creo que las fotos muestran ese proceso bastante bien. Lo que más me ha sorprendido es que ella lo ha hecho absolutamente todo, desde la base al cajón/asiento, desde recortar y tapizar cada uno de los rollos de espuma a su colocación en la pared. Y aunque supongo que para el paso final de colocarlos en la pared haya necesitado algo de ayuda, me da la sensación que Mandy es capaz de arreglárselas ella solita. Como ves, empezó construyendo una base de madera con listones. Dice que es mejor atornillar que clavar porque así es más fácil volver a colocar las piezas caso de error. Según cuenta, le toco tirar de ese comodín en varias ocasiones.


Otra de las cosas que explica en la necesidad de que los tornillos queden bien metidos en la madera para que no molesten, ni en el frontal del cajón donde irá el tapizado, ni en el interior por razones evidentes. Aquí debajo está pintando el interior. Ella indica que puso dos capas de imprimación, pero recuerda que las maderas naturales no necesitan ningún tratamiento para que la pintura se adhiera. Sin embargo, yo te recomendaría echar una capa de tapaporos antes de pintar para que no necesites tanta pintura, y que el acabado sea más uniforme. Ah, y guantes :)

En este paso me quito el sombrero. Al parecer el relleno de espuma con forma de canutillo es muy caro, así que aquí Mandy hizo la doble pirueta mortal, comprando la espuma en bloque y recortando los rentángulos con un cuchillo de cocina eléctrico para después, uno a uno y con la misma herramienta, ir dándoles la forma redondeada. La base, hecha de contrachapado fino, también la recortó con una sierra. Está claro que este no es un proyecto para impacientes… Tapizar no tiene mucho misterio: pones la espuma, la guata acolchada fina, la tela y a grapar. Miles de grapas en este caso.


Os prometo que llegada a este punto yo creo que ya habría tirado la toalla. Si es que ya se ve monísima, por favor. Una banqueta con el frontal tapizado y almacenaje es perfecta en una entrada, cocina, en un estudio de trabajo, dormitorio o hasta en un vestidor ¿no crees? Pero el proyecto de Mandy era cubrir toda la pared hasta la viga del techo y eso fue lo que hizo. Empezó tapizando la madera del asiento. Si te fijas, la parte posterior del asiento tiene una parte fija, un retranqueo necesario para que la tapa pueda subirse. Ella añadió un sistema de sujección en ambos extremos de la tapa para que se mantuviera abierta sin problema.

Luego unió todos los rollos con unas tiras metálicas en la trasera, creando dos grandes bloques que colocó en la pared con unos soportes metálicos. La pieza central y la superior que no podían colocarse con los ganchos, las pegó con un pegamento especial directamente a la pared. Yo creo que la silicona también podría servir.

Y tachán. Ver para creer.

No me digas que no es un proyecto espectacular de verdad.

Ah, espera que no te había mostrado aún la foto del espacio antes de esta genial transformación

Fotos, trabajo, idea, tutorial: Mandy Johnson (fuerte aplauso) para A Beautiful Mess





Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de librarnos de spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inminente y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. ¡Gracias por tu paciencia!

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C