De una casa en colores pastel junto al mar

Haz clic aquí para ver más cocinas bonitas… El verde lima, más o menos ácido , es el rey en esta amplia casa junto al mar, de increíbles vistas y con al menos 4 dormitorios y 3 baños… Verde es escalera y barandilla, verde las molduras de paredes y techos, verde la cocina, verde parte […]

Pequeñas historias de archivo

Post sin título [] Untitled post

Lo siento. Este post no tiene título porque no soy capaz de encontrar uno que esté a la altura de la imagen. ¿Alguien me ayuda?. Ah, este pie pertenece a Rudolf Nureyev. Ni más ni menos. [] I’ve been searching for a word to define my feelings when I see this photo of Rudolf Nureyev’s foot… but I can’t. Anyone can help to find a title to this post?
Foto [] Photo: Richard Avedon

3 comentarios

  1. cleo
    30 enero 2010

    ARTE en movimiento

  2. Cristina
    3 febrero 2010

    Equilibrio

    Una palabra tan bonita como díficil de materializar.

  3. 14 junio 2011

    De puntillas anduve por un pequeño monte.
    daba frescor el aire y corría tan leve,
    que los dulces capullos, con orgullo modesto
    y languidez, doblando, en una breve curva,
    sus tallos, con las hojas escasas y abusados,
    no perdieron aún la estrellada diadema
    recogida del día en su primer sollozo.
    Puras eran y blancas las nubes, como ovejas
    trasquiladas, saliendo del arroyo. Dormían,
    dulces, en los bancales del azul; deslizábase
    un estremecimiento silencioso en las hojas,
    nacido del suspiro que exhalaba el silencio,
    pues no se hubiera visto ni un moverse menudo
    entre todas las sombras de la hierba, inclinadas.
    Al ojo más voraz, largo vagabundeo
    ofrecíase en torno, entre las cosas varias:
    reseguir el cristal del lejano horizonte
    y descubrir las líneas de su borde, indecisas;
    imaginarse raros, caprichosos meandros
    del sendero del bosque, interminable y fresco;
    en los fondos umbríos y en salientes hojosos,
    adivinar por dónde frescores busca el río.
    Miré un poco, y tan ágil y libre me sentía
    como si, abanicándome, las alas de Mercurio
    hubiesen en mis pies retozado: era leve
    mi corazón, y muchas delicias de mis ojos
    me estremecían. Púseme a hacer un ramillete
    de esplendores brillantes y suaves: leche y rosa.
    Una mata de flores de mayo, con abejas:
    ¡ah! no faltará, cierto, en los recodos dulces;
    que el lozano laburno sobre ellas se vierta,
    y, junto a sus raíces, altas hierbas las guarden
    frescas, húmedas, verdes; y den sombra a violetas
    para que al musgo prendan en la red de sus hojas.
    Un seto de avellanos, que ciñen zarzarrosas
    y espesa madreselva, recogiendo la brisa
    en sus tronos de estío; y también se vería
    el ajedrez frecuente de algún árbol muy tierno,
    que, con hermanos leves y verdes, ha brotado
    en caprichosos musgos, de las viejas raíces(…)





Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de librarnos de spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inminente y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. ¡Gracias por tu paciencia!

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C