micasa

465m2 de arte y lujo en el edificio Apthorp, NYC

Sí, 465m2 o lo que vienen siendo 5.000 pies cuadrados. No soy capaz de imaginarme lo que puede ser esa superficie en una vivienda de una sola planta, pero si lo paso a moneda, en Nueva York y en un edificio emblemático de principios de siglo, el Apthorp en el Upper West Side, mi cerebro […]

Pequeñas historias de archivo

D-Due y una historia de maletas [] D-Due and a suitcase tale

Voy a contaros otra batallita más: hace ya casi 3 años (he de reconocer que recuerdo de memoria la fecha exacta: el 1 de abril de 2006) y recién inaugurada la terminal 4 de Barajas, la “maravillosa” compañía Vueling perdió mi maleta en lo que iba a ser un entretenido viaje de trabajo a Lisboa y Manchester. Dos ciudades tan distintas en plena primavera (no os lo perdáis: +21ºC en Lisboa, -2ºC en Manchester) y con eventos varios en la agenda (ferias, entrevistas, cenas, etc) os podéis imaginar cómo iba la maleta… ¡a reventar con mis mejores galas!.

Cada vez que veo el listado de lo que perdí (un listado al que a veces recurro cuando siento la tentación de volver a reservar con Vueling), me da una pena terrible. Encima, os diré que fue en el viaje de ida. Lo que más me dolió, además de un chaquetón Pi Falena que me encantaba, un cinturón vintage de los años 70 que había sido de mi madre y algún que otro vestido sin estrenar -snif, snif-, fue un traje de la marca D-Due como nunca jamás había tenido otro y como creo que no tendré otro más en mi vida. Una verdadera joya en príncipe de gales que me hacía sentir 10 cms más alta y que ahora estará durmiendo un profundo sueño en el cementerio de las maletas perdidas y olvidadas. Y encima no conservo ni una foto de recuerdo…

Y todo este rollo para deciros que ayer visité la web de D-Due para ver qué cosas nuevas tenían por ahí y no he podido resistirme a compartir con vosotros/as algunos de los conjuntos que más me han gustado. Por cierto ¿soy la única tonta a la que le han perdido una maleta para siempre? Soy toda oídos…


Almost 3 years ago, the spanish airline Vueling lost the suitcase where I had previously packed some of my favourite summer and winter outfits. Maybe you can have an idea of how plenty my suitcase was if I tell you that I was travelling in spring to Lisbon (+21ºC) and Manchester (-2ºC) in a work trip with lots of social events in the agenda. I must admit that I still get angry when I read the whole list of missing things: beautiful wool jackets, an old leather belt inherited from my mother, brand-new dresses with the labels on… A real tragedy ;). But what I really missed (and still do) was a gorgeous two pieces Prince of Wales suit from D-Due that I loved so much. And I don’t even keep a picture of it!.

After this unfortunate story, I would like to share with you some of my favourite D-Due outfits from the current collection that I’ve just seen in their website.

7 comentarios

  1. 23 febrero 2009

    Bueno…el vestido rosa y el amarillo son ideales. No me puedo imaginar lo que sentiría yo, jamás he podido tener nada bueno. Lo más que tengo es una blazier de carmela Rosso que me regaló mi madre el año pasado…

  2. 23 febrero 2009

    Hola Wodehouse. No te vayas a pensar que yo nado en la “ambulancia”, vamos, que las pocas piezas buenas que tengo son a base de buscar chollos de rebajas o de hacer algún esfuerzo extra… Y eso hace que aprecie aún más el valor que tienen, claro. Gracias por tu comentario!

  3. 23 febrero 2009

    El esperar ante una cinta transportadora a que aparezca una maleta es para mi una de las cosas más terroríficas y estresantes. Si me voy por menos de una semana intento llevar lo justo para no facturar y no pasar por ese suplicio, pero cuando no queda más remedio es lo peor… y ya no te digo nada de la colección de golpes y arañazos.
    Una pena que no consiguieras que encontraran tu maleta, espero al menos que te indemnizaran de alguna manera.
    Los vestidos de D-due elegantes y diferentes, ya conocía la marca pero esta colección es ideal.

  4. Anónimo
    23 febrero 2009

    Perder la maleta es mi uno de mis grandes miedos!!

  5. 23 febrero 2009

    Could I love these dresses anymore?! They are fabulous…

  6. 23 febrero 2009

    Pues fíjate Alicia, yo jamás pensé que lo de perder una maleta me iba a tocar a mí…quizá por eso iba tan llena. Y en cuanto a la indemnización, fueron exactamente 407 Euros… teniendo en cuenta que tuve que comprar de todo: ropa, zapatos, maleta, cremas, etc, etc, para seguir el viaje, te puedes imaginar… Lo mejor fue “facturar” 2 bolsas de plástico en el trayecto Lisboa-Londres… había que verles la cara a las azafatas ;) No querían admitirlas y tuve que acabar comprando una Samsonite en la única tienda del aeropuerto abierta. No sigo, porque todavía me duele!

  7. 23 febrero 2009

    Hola anónimo, pues uno de mis mayores miedos (y pesadilla recurrente) es la de perder un avión. Bueno, es que tengo otra anécdota con ese tema que resulta difícil de creer… Gracias por pasarte por aquí.

    Hi Darrah, thanks for leaving your comment! I’m glad you like the dresses. I also think they’re great!





Te recuerdo que está activada la MODERACIÓN de comentarios, única manera de librarnos de spam y trolls, así que es posible que tu comentario no sea publicado de forma inminente y tengas que ESPERAR UN POCO PARA VERLO. ¡Gracias por tu paciencia!

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C