Colores fríos y minimalismo en Amsterdam

Esta vivienda en Amsterdam, el hogar de la directora creativa de un estudio de interiorismo de renombre, el Studio Piet Boon, fue en su día un taller de reparación de barcos, lo que intuyo le proporciona una localización extraordinaria, cerca de algún canal y tres plantas de altura con algunos techos con enormes claraboyas que […]

Pequeñas historias de archivo

Sueños de bebé · Baby dreams




Si estas fotos no han conseguido arrancarte una sonrisa ¡necesitas unas vacaciones urgentemente!!. Y es que hay que ver lo creativa que es la mamá que vela el sueño de esta bebetona… (sí, todo lo que veis aquí son fotografías sacadas por la madre de la criatura para “entretenerse” mientras la peque duerme). La niña con el álbum de fotos más alucinante del mundo ¿verdad? [] If all these images haven’t made you smile, you need some days off!! So sweet… The full story in the links bellow.
Fotos [] Photos: Mila’s Daily Dreams via A cup of Jo

Beatles en fieltro · Felted Beatles

Beatles y muchísimo más en directo desde el taller en Alaska de Kay Petal. No os perdais su web con un par de vídeos con el “cómo lo hacen”. (sí, sí, están hechos en fieltro de lana) [] The Beatles and much more direct from Alaska. Follow the link to see some videos of the “making of”.

via: Lost at E minor

Lámpara multiusos · Multipurpose chandelier


¿Te gustaría tener unos portavelas de cristal como los de la foto? Pues no esperes más, aquí tienes las instrucciones:

1. Te compras una maravillosa lámpara vintage y haces que te la envíen desde Alemania (pagar portes es una gozada!)

2. La guardas con todo el mimo posible en casa -un año es suficiente para cogerle cariño- antes de decidir dónde te apetece colgarla… ¿quizá podría venderla? es tan bonita y está tan bien conservada…

3. La cuelgas para probar cómo queda -ya te has dejado las uñas sacando brillo a los cromados- y ver si el nuevo cableado funciona debidamente. ¡Genial! ¡Funciona!

lámpara-techo

4. Ahora, cuidado, viene el paso más importante para conseguir los portavelas: la dejas caer al suelo. De no producirse este paso, es posible que la lámpara siga siendo sólo eso, una preciosa lámpara.

5. Sin derramar una lágrima, recoges los trozos de cristal de la tulipa que se rompe al caer y cuentas hasta 50. En función del cariño que le tengas a la lámpara y de su valor, puedes incluso contar hasta 100.

6. La desmontas por entero, compruebas qué se puede salvar y le sacas una foto. Como no has llorado, no necesitas limpiarte las lágrimas para enfocar de forma correcta. ¿Ves? Todo tiene sus ventajas.

7. En el fondo, hoy estás de buen humor, así que te dices a tí misma/o: ¡pero mira que portavelas más chulos!, mientras sigues contando 50 más.

8. Si tienes un blog, compartes con todos tu torpeza para que se echen unas risas a tu salud. Si no lo tienes, tú te lo pierdes.

9. Por cierto, si alguien necesita repuestos para una lámpara similar, ya sabe cómo localizarme… snif, snif.

lámpara-techo-1
Well, this post is kind of a before & after project. I’m trying to make fun of having broken a wonderful vintage chandelier, brought from Germany, while explaining the whole process (step by step) to convert it in 3 glass candleholders… believe me or not, I didn’t even cry… ok, not very much ;). In case you need some spare parts for a similar lamp, you know where to find me!

Fotos [] Images: Vintage & Chic

Bazar Vintage & Chic: piezas con historia y mobiliario nuevo personalizable

Han hablado de V&C